Satisfechos Terrible y Bestia del Ring pese a perder cabelleras

Terrible
Pese a quedar sin cabellera en el "Homenaje a dos leyendas", Terrible y Bestia del Ring se marcharon satisfechos con su actuación en la Arena México.

México, 16 Mar (Notimex).- Pese a quedar sin cabellera en el “Homenaje a dos leyendas”, Terrible y Bestia del Ring se marcharon satisfechos con su actuación en la Arena México, pues lograron su objetivo de humillar a Niebla Roja y Ángel de Oro.

Durante la función que se realizó la noche del viernes en la Arena México, los “Ingobernables” se mostraron muy superiores y dieron una paliza a sus rivales, pero al final a Terrible se le zafó el hombro y eso lo aprovechó Ángel de Oro para el triunfo de los Chávez.

“Todos vieron, se me dislocó el hombro y no me importó seguir luchando, tuvieron suerte, pues sino hubiera pasado eso, ellos hubieran salido pelones. La gente se nos entregó, reconocieron la calidad de la Bestia y del Terrible”, dijo la “Máquina de la destrucción”.

Detalló que cumplieron su objetivo de humillar a sus rivales, sin importarles incluso que les regalaron la primera caída, al excederse en rudezas y tras golpear con cinturones a sus oponentes.

“Demostramos calidad y enseñamos rudeza, es lo que querían las hermanitas arriba del ring, no nos importó haber sido descalificados la primera caída, en la segunda demostramos como rudos que somos y en la tercera dimos de qué hablar”.

Y aunque en el tercer episodio los rudos estuvieron en ventaja tras rendir a Niebla Roja, Terrible dejó en claro que nunca se confiaron para que ambos rufianes fueran eliminados por Ángel de Oro y perdieran sus cabelleras.

“Nunca nos confiamos, simplemente tuvieron sus pequeños chispazos, en la guerra y en el amor todo se vale, pero como quiera quedaron humillados y la gente salió contenta”.

La Bestia del Ring, por su parte, recalcó que su objetivo era humillar a los Chávez y que la lesión de Terrible les impidió ganar, pero “no nos interesa ganar o perder, solo humillar y así quedaron”.

Finalmente, Terrible dijo que la gente que paga un boleto merece respeto y por ello cumplieron con la apuesta para quedarse sin melenas, y concluyó: “con la derrota la mirada al sol, nunca al piso porque los grandes siempre se vuelven a levantar”.