Ángel de Oro y Niebla Roja dejan pelones a los “Ingobernables”

Niebla Roja
Ángel de Oro fue el héroe y llevó al triunfo a Niebla Roja, y fueron los grandes triunfadores del “Homenaje a dos leyendas”.

México, 15 Mar (Notimex).- Ángel de Oro fue el héroe y llevó al triunfo a Niebla Roja, y fueron los grandes triunfadores del “Homenaje a dos leyendas” para dejar sin cabellera a Bestia del Ring y Terrible, quien sufrió una lesión en el hombro izquierdo que al final le impidió cerrar de la mejor manera.

En el pleito estelar de la función que se realizó en la Arena México los “Ingobernables” parecían llevarse el triunfo y conservar las melenas, incluso con ventaja de dos contra uno al final, pero Ángel de Oro sacó la casta para que él y su hermano se impusieran.

Un violento inicio sufrieron los hermanos Chávez, quienes fueron vapuleados sin piedad por dos rufianes a los que nada les importó sacar dos cinturones y rematar a sus rivales, aunque eso les costó ser descalificados y verse en desventaja.

El dominio de los “Ingobernables” era total, incluso dejaron vivir a sus oponentes. Un intento de reacción de los laguneros fue frenado de inmediato para que Niebla fuera liquidado con una brutal desnucadora y Ángel con variante de martinete.

Aunque los servicios médicos trataron de revisar al Ángel de Oro los rudos siguieron con su ataque y lo impidieron, pero los Chávez reaccionaron y nivelaron las acciones lo que provocó abucheos de la afición.

Lances de los Chávez llevaron a algunas emociones, pero una equivocación entre ellos fue aprovechada por la Bestia del Ring para vencer a Niebla Roja con la variante de martinete; Ángel de Oro se quedó en desventaja, pero con huracarrana a Bestia ante la confianza de sus rivales lo eliminó.

Todo se resolvería entre Terrible y Ángel, el rudo a quien se le zafó el hombro y eso lo afectó, pues aunque se lo trataron de acomodar no hubo éxito y así subió al ring para seguir en liza, pero le aplicaron un escorpión para sacarle la rendición y dejarlo sin melena.

Terrible se fue al vestidor para ser revisado y como todo un profesional volvió instantes después para pagar su apuesta y dejar la melena en manos de los rivales, igual que Bestia, pero fieles a su estilo “Ingobernable” al final volvieron a vapulear y humillar a los Chávez.