Cumple Club México de Santiago de Chile 83 años de vida

Club México
El Club México de Santiago, cumplió 83 años de vida en el centro de Santiago, la cual fue donada por el gobierno mexicano en la década de los años 60. NOTIMEX.

Santiago, 18 Ago (Notimex).- El Club México de Santiago, la entidad más destacada en la promoción del boxeo en Chile, cumplió 83 años de vida en su tradicional sede del centro de Santiago, la cual fue donada por el gobierno mexicano en la década de los años 60.

En el recinto de calle San Pablo se respira México en cada rincón, con bustos en su pasillo de ingreso en recuerdo a los presidentes Benito Juárez y Adolfo López Mateos y placas conmemorativas de la estrecha relación entre los dos países.

Tres gimnasios albergan cada semana a los más de 600 deportistas que se congregan a entrenar, algunos sólo para mantener la condición física mediante una rutina de ejercicios y otros en su carrera rumbo al boxeo profesional.

México está presente en las paredes, en los cuadros, en los diarios murales y en las pinturas del recinto, lo que lo convierte en una verdadera embajada del país del norte en pleno centro de la capital chilena.

De esta forma, México se impregna en el alma de quienes buscan hacer una carrera en el boxeo, muchos de los cuales no conocen esa nación pero le tienen un cariño especial gracias al club, el popular “México”, formador de miles de deportistas en sus 83 años de vida.

La presencia de dos cuadriláteros, uno de entrenamiento y otro para veladas amateur y profesionales, dan cuenta de la importancia que ha tenido y tiene el boxeo para el Club México, cuna de varios deportistas profesionales.

Mientras en el más pequeño de los gimnasios un par de deportistas saltan la cuerda y hacen “sombra” (tirar golpes al aire) al ritmo de la música, el recinto central alberga a decenas de personas, de varias generaciones, que buscan mejorar su estado físico.

Separados por su experiencia en el boxeo, los que vienen por primera vez practican sencillos y lentos movimientos y realizan ejercicios físicos básicos que dejan agotados a muchos jóvenes acostumbrados sólo a ejercitarse frente a un videojuego en la comodidad de sus casas.

Busto de Benito Juárez que alberga el Club México de Santiago, la entidad más destacada en la promoción del boxeo en Chile.

En otro sector, las personas de mediano avance suben y bajan las graderías con velocidad y realizan ejercicios en el suelo, tras lo cuales deben repetir una rutina que de solo mirarla ya provoca cansancio.

Por último, los avanzados, hombres y mujeres, tienen sus guantes de box calzados y practican en parejas algunas rutinas de golpes suaves, los que crecerán en intensidad si son llamados a practicar en el cuadrilátero central con la protección adecuada.

El gerente del Club México, Luis Valenzuela, dijo en entrevista con Notimex que “estos 83 años nos sorprenden con muchos proyectos e ideas para aumentar la cobertura de las actividades que se realizan en la actualidad”.

“Existe un plan de acción bastante ambicioso, que pretende reposicionar al club en un ámbito más universal, más allá del boxeo, con actividades culturales y recreativas que vayan más allá del deporte, queremos modernizar el club y llegar a otro público”, dijo.

Escultura que alberga el Club México de Santiago, la entidad más destacada en la promoción del boxeo en Chile.

Detalló que la Escuela de Boxeo, de carácter recreativa y mixta, tiene 600 alumnos de entre 14 y 60 años de edad, la cual “busca difundir el boxeo y pesquisar a jóvenes talentos que luego se puedan integrar a nuestros equipos de boxeadores”.

La escuela del Club México es pionera en Chile en el llamado “boxeo recreativo”, el que sólo busca mejorar las condiciones físicas de hombres y mujeres aplicando algunas técnicas de ese deporte en forma lúdica.

“La idea es que las personas adquieran una buena condición física y aprendan la técnica del boxeo. En el fondo el boxeo es un pretexto para que adquieran una mejor calidad de vida”, comentó Valenzuela.

El Club México nació el 17 de agosto de 1934 gracias al empuje de un grupo de jóvenes entusiastas del deporte de los puños, liderados por Humberto Vásquez Mellafe, quienes comenzaron a planificar la creación de una academia que enseñara boxeo en el centro de Santiago.

La entidad nació como “México Boxing Club”, tras lo cual el directorio consiguió un establo de madera desocupado ubicado a unos 100 metros del actual edificio, el que fue construido gracias a una donación del gobierno mexicano en el marco del Plan Chileno-Mexicano de Cooperación Fraternal 1960-1964.