Borregos de Monterrey acoplados a entrenador Carlos Altamirano

Borregos
Carlos Martell, defensivo de Borregos Monterrey, consideró que se han sabido acoplar muy bien al nuevo sistema defensivo y sus entrenadores. Foto: Instagram.

Monterrey, 18 Ago (Notimex).- Uno de los defensivos de mayor experiencia en Borregos Monterrey es sin duda el linebacker Carlos Martell, quien consideró que se han sabido acoplar muy bien al nuevo sistema defensivo y sus entrenadores.

El veterano del Tec de Monterrey explicó que llegada del head coach Carlos Altamirano a mitad de la temporada pasada supuso un significativo cambio pese a que no varió mucho el sistema, pero ahora que han tenido toda la pretemporada completa el nuevo sistema que implantó ha sido bien asimilando por todos los elementos.

Para “El Pollo” Martell el departamento defensivo no ha cambiado mucho, sino que más bien es que ya entendieron el nuevo sistema, pero siguen muy agresivos y rápidos en cada jugada.

“Además llegaron chavos nuevos, por ejemplo los hermanos Santiestebán, así como Sebastián Mejía, que es un excelente esquinero y otros compañeros más que le han dado mucha solidez al departamento, por eso nadie se puede descuidar, ni nosotros los veteranos porque perdemos la titularidad”, explicó el apoyador de los Borregos.

A juicio de Carlos Martell, el factor en el que su equipo ha mejorado es la velocidad, sin dejar a un lado el ser como buen defensivo muy agresivo en cada momento.

El experimentado apoyador del Tec de Monterrey sabe que la temporada será larga y complicada, por lo que la preparación en el gimnasio no deben abandonarla, además de que se ha buscado que los jugadores se rehabiliten rápido, para así no prescindir de ellos en el campeonato.

“Este año la temporada es un poco más larga, desde los mismos encuentros de preparación son duros, así que será fundamental la preparación física y ser muy puntuales en la rehabilitación que tengamos”, añadió Carlos Martell.

Pero Martell confía en el trabajo de su preparador físico Rubén Borbolla, que se caracteriza por llevarlos de la mano durante todo el torneo para que no haya altibajos en cuando al aspecto físico.

El joven Martell no muestra confianza, ni tranquilidad, sino mucha disposición para hacer lo mejor posible su trabajo en el campo, ya que la temporada será fuerte y de mucha exigencia, donde además quieren sacarse esa espinita que quedó clavada tanto en el clásico, como en la final.