Redes sociales tienden a convertirse en cementerios digitales

Redes sociales
Un estudio de académicos del OII predice que cuentas de usuarios muertos en red social, podrían superar a la de los vivos dentro de los próximos 50 años. Foto: Ilustrativa

México, 29 Abr (Notimex).- Un estudio de académicos del Instituto de Internet de Oxford (OII, por sus siglas en inglés), predice que cuentas de usuarios muertos en una de las redes sociales más utilizada en el mundo, podrían superar a la de los vivos dentro de los próximos 50 años.

Estas estadísticas dan lugar a nuevas preguntas sobre el derecho y manejo de los datos de los fallecidos, por ejemplo, cómo serán utilizados por futuros historiadores para entender el pasado, señaló el autor principal del estudio, Carl Öhman, estudiante de doctorado en la OII.

El análisis predice que antes de 2100 morirán al menos mil 400 millones de usuarios que utilizan Facebook, dando como resultado que estas cuentas superen a la de los vivos para 2070, de acuerdo con un comunicado difundido por la Universidad de Oxford.

Si esta red continúa expandiéndose a este ritmo, el número de fallecidos con un perfil podrían alcanzar los cuatro mil 900 millones antes de finales de siglo.

Ya que todos moriremos algún día dejaremos todos nuestros datos atrás, la gestión de nuestros restos digitales afectará a todos los usuarios de las redes, explicó Öhman.

La suma de todos los perfiles de usuarios fallecidos es algo más grande que la suma de sus partes, se convertirá en un patrimonio digital global, añadió.

Por su parte, el coautor del estudio David Watson, estudiante de doctorado en la OII, explicó que nunca antes en la historia se había reunido un archivo tan grande del comportamiento y cultura humana en un solo lugar.

Controlar este archivo equivale a controlar nuestra historia, por lo tanto, es de vital importancia que aseguremos que el acceso a ellos no se limite a una empresa con fines de lucro, añadió Watson.

También consideró que es muy importante que futuras generaciones puedan usar nuestra herencia digital para comprender su historia.

El análisis establece dos escenarios extremos potenciales, argumentando que la tendencia en el futuro caerá en un punto medio.

En el primer escenario no se unirán nuevos usuarios a partir de 2018, prediciendo que los muertos en Asia representen casi el 44 por ciento a finales de siglo, lo que significaría casi 279 millones de mortalidades en la red.

El segundo escenario propone que la red continúe creciendo a ritmo constante de 13 por ciento cada año a nivel mundial, hasta que se sature, lo que constituirá en África una proporción de creciente de usuarios muertos.

Nigeria, en particular, se convertiría en un centro importante del escenario al representar más del seis por ciento del total, siendo los usuarios occidentales una minoría.

Los resultados no deben interpretarse como una predicción del futuro, sino como un cometario del desarrollo actual y una oportunidad para dar forma al futuro, explicó Öhman.

Esta red es sólo un ejemplo de lo que le espera a cualquier plataforma con conectividad similar y alcance global, añadió.

Watson propuso que la red debería invitar a historiadores, archivistas, arqueólogos y éticos a participar en el proceso de organizar y supervisar el vasto volumen de datos acumulados que deja un usuario cuando muere.

Las predicciones están basadas en los datos de mortalidad y poblaciones totales de las Naciones Unidas y datos de Facebook extraídos de la función perspectivas de la audiencia de la compañía.