Buscan conservar y producir el caracol de agua dulce

caracol de agua dulce
En un esfuerzo por evitar la pérdida de caracoles de agua dulce, especialistas desarrollan un sistema de producción y conservación de este especie. Foto: Ilustrativa.

México, 31 Mar (Notimex).- En un esfuerzo por evitar la pérdida de caracoles de agua dulce, conocidos como tegogolos, especialistas de la Universidad Veracruzana (UV) desarrollan un sistema de producción y conservación de este especie.

Teniendo como hábitat principalmente la región Coatzacoalcos-Minatitlán, este molusco debe medir entre 4.5 y 5.5 centímetros, pero la pesca diaria hace que las poblaciones no crezcan y que sean extraídos de únicamente dos centímetros.

Aunque esta especie es endémica de la laguna de Catemaco, existen otras variedades con características distintas, como el tegogolomanzana del estado de Tabasco.

En la Facultad de Ingeniería en Sistemas de Producción Agropecuaria de la UV, la bióloga Guadalupe Castillo Capitán trabaja en módulos de producción acuícola, el cual representa el escenario de los sistemas de producción de la mojarra tilapia y de tegogolo.

La especialista y su equipo de investigación en el que participan estudiantes, establecieron un diseño de adaptación, para lo cual se trajeron ejemplares de la laguna a un estanque que representa un microhábitat, con el fin de que se puedan reproducir.

Al dar a conocer los resultados en un comunicado, Castillo Capitán destacó que “tenemos ya una primera generación que se ha adaptado, estamos suministrando una dieta basada en lechuga, proteína vegetal y alimento de tilapia para lograr una dieta balanceada; también estamos haciendo pruebas con elementos de la región como planta de acuyo”.

El propósito de este trabajo universitario es establecer un diseño de producción de tegogolos para que los productores de la región lo implementen y no sea necesario extraerlos de la laguna.

La bióloga explicó que para iniciar este diseño se sometió a tratamiento a 400 ejemplares: 200 hembras y 200 machos, y de este grupo resultó un crecimiento de 700, así logramos mantener la población captada y el nacimiento de nuevos moluscos.

No obstante estos resultados, los expertos reconocieron que falta trabajar con la población, ya que consideran que no tienen el mismo sabor cuando están en cautiverio.

Guadalupe Castillo expuso que esta especie no tan fácil se reproduce, porque requiere características específicas de los cuerpos de agua para mantenerse en las primeras etapas de crecimiento.