La inflación podría provocar el sacrificio del 50 por ciento de las utilidades generadas en este 2022 para los comercios.

Querétaro, 5 Agosto 2022.- El presidente en Querétaro de la Cámara Nacional de Comercio en Pequeño (CANACOPE), Sergio Martínez de León, advirtió que la inflación podría provocar el sacrificio del 50 por ciento de las utilidades generadas en este 2022 para los comercios.

Esto, al referir que actualmente la inflación ya roza el 8 por ciento; sin embargo, se estima que pueda seguir creciendo en una tendencia mundial.

El empresario explicó que los productos de la canasta básica han orillado a que el “mandado” que hacen las familias queretanas, haya experimentado un incremento de hasta el 25 por ciento más de gasto, en comparación con el año pasado.

“Eso nos preocupa, porque tenemos índices de que hasta el 20 por ciento del mandado, dicho coloquialmente, ha aumentado un 20 a 25 por ciento. Obviamente, los comerciantes en algún momento vamos a tener que soltar los precios de mercado; pero el poder adquisitivo de las personas se merma”, sostuvo.

Estas condiciones, reconoció Sergio Martínez, podrían provocar que para el mes de octubre se comience a dejar de absorber el impacto de la inflación por parte de los negocios, pues dijo, sería insostenible llegar a un 8.5 por ciento sin aumentar los precios.

“No vemos que se vaya a estabilizar, al contrario. Estamos viendo que podemos ir para arriba. Hay muchos comerciantes que absorbemos el aumento, sacrificamos las utilidades, pero esto ya no podrá ser posible, porque vamos a salir ‘tablas’, y tenemos que vivir de algo”, manifestó.

Sobre las propuestas de subsidiar algunos productos de la canasta básica, como la tortilla y el maíz, Martínez de León dijo que “son una aspirina” para mitigar un problema mayor; pues consideró que se deben subsidiar los precios de los 24 productos de la canasta básica que clasifica PROFECO.

Asimismo, precisó que también se afectarán los precios en los establecimientos que ofrecen diversos tipos de servicios, pues se han incrementado hasta un 7 por ciento, por los altos costos de insumos como los combustibles.