La indiferencia y el rechazo hacia las mujeres por parte del presidente Andrés Manuel López Obrador y su gobierno están condenando a esta parte importante de la población. FOTO: ILUSTRATIVA/SEM MÉXICO.
México, julio (SEMlac).- La indiferencia y el rechazo hacia las mujeres por parte del presidente Andrés Manuel López Obrador y su gobierno están condenando a esta parte importante de la población a experimentar un retroceso perverso y sumamente dañino en materia de salud, desarrollo y prevención de la violencia.

Para Elvia Ramírez, consejera de la Cátedra UNESCO de Género, Liderazgo y Equidad de la Universidad de Guadalajara (UdeG), “las mujeres no somos prioridad para el actual Presidente, incluso nos ve como un problema, desafortunadamente”, destacó la especialista.
Por lo anterior, hizo un urgente llamado a López Obrador para que vea las bondades políticas que puede sumar a su proyecto el atender a las mujeres.

“Por el tema de la justicia social no le vamos a llegar, porque ya demostró que no le interesa, pero entonces que nos vea como botín político y que apoye a la mujer, porque de lo contrario seguirán muriendo mujeres y se perderá lo que se ha avanzado en materia de violencia de género y sexual, así como en igualdad sustantiva”, agregó.

Y es que los datos revelan por sí mismos la grave situación. Desde 2019 se han venido registrando una serie de recortes presupuestales a programas e instituciones clave para proteger a las mujeres.

El más reciente, por ejemplo, es el recorte de 61 por ciento al recurso denominado RAMO 12 a nivel nacional que se dio a conocer el pasado 21 de junio y que es destinado al fortalecimiento de acciones de salud pública en las entidades federativas, que celebran con la Secretaría de Salud Federal.

El recorte de estos recursos afectan la ejecución de los programas prioritarios que atienden principalmente la salud integral de las mujeres: Salud materna y perinatal, aborto seguro, violencia de género y sexual y cáncer de la mujer, principalmente.

En el caso de Querétaro, por citar una entidad, dicho recorte provocó que fueran despedidos alrededor de 68 profesionistas de los servicios de salud del estado. Solo el Componente de Violencia de género tuvo un recorte de personal del 75 por ciento, aunado a recortes anteriores, que habían dejado una plantilla de 20 profesionistas de salud a sólo cinco.

La situación es preocupante para organismos de defensa de los derechos humanos y colectivos de violencia contras las mujeres. Desde hace cuatro años, en México más de 10 mujeres son asesinadas diariamente como consecuencia de feminicidios y homicidios dolosos, lo que ha motivado que más de 86 por ciento del territorio nacional se encuentre en alerta por esta causa, señala un informe de Economic Data AnalystContent Witer&Creator.

Otro dato alarmante fue el dado a conocer por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, al señalar que la incidencia de los delitos de violencia de género en mayo llegó a los 545 casos, lo que significó un aumento del 23 por ciento, con respecto a lo registrado de enero a mayo del 2021.

En general, las estadísticas son alarmantes, por lo que la también Secretaria General de Red Mujeres, Desarrollo, Justicia y Paz AC alertó sobre los riesgos de no revertir la tendencia.