Johnny Depp deberá pagar 38 mil dólares a la ACLU por las pruebas que usó para ganar el juicio por difamación contra su expareja Amber Heard. AGENCIA MÉXICO.

Johnny Depp deberá pagar 38 mil dólares a la Unión Estadounidense de Libertades Civiles (ACLU) por las pruebas que usó para ganar el juicio por difamación contra su expareja Amber Heard.

De acuerdo con el portal de noticias Newsweek, el actor, productor de cine y músico estadounidense deberá cubrir esta cantidad a la ACLU, señalando que son por pagos de honorarios.

Cabe indicar que al inicio de la batalla legal se había solicitado que el artista pagara hasta 80 mil dólares, indicando que era a razón de: “Gasto considerable usado en responder a las onerosas citaciones presentadas por el señor Depp de una acción subyacente en la que ni la ACLU ni ninguno de sus empleados son partes”.

Sin embargo, la Corte Suprema de Manhattan, Arthur Engoron, decretó que 38 mil dólares eran más que suficientes para cubrir sus servicios.

Por otra parte, el mismo portal web ha hecho eco de las palabras de Jessica Meyers, una de las abogadas personales del protagonista de Piratas del Caribe, que ha anunciado que su cliente luchará para revocar esta sentencia, puesto que considera que la cantidad compensatoria como algo exorbitante e irrazonable.

El juicio por difamación contra Heard resultó en pérdida para la artista de Aquaman, quien ahora deberá pagar 10.3 millones de dólares a Depp; mientras que el abogado del actor tendrá que pagarle a la actriz dos millones de dólares, tras decir que este también la difamó.

Por ahora Johnny ha preferido no pronunciarse al respecto y continuar con su vida personal, además de reconducir su carrera profesional debido a que muchos de sus compromisos fueron anulados cuando su expareja lo acusó de ejercer sobre ella violencia doméstica.

A su vez, el equipo legal de la actriz ha presentado una solicitud para anular el veredicto del juicio por difamación contra su exmarido o la realización de un nuevo proceso judicial manifestando que el fallo se ampara en pruebas de mala calidad y que el jurado tuvo un miembro falso, de acuerdo con los documentos presentados por TMZ.