Luis Bernardo Nava Guerrero, presidente municipal de Querétaro.

Querétaro, El presidente municipal de Querétaro, Luis Bernardo Nava Guerrero, destacó que, ante el inicio de las obras en 5 de Febrero, se intensificarán las gestiones ante la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), para “municipalizar” los carriles centrales de la Carretera 57. 

El alcalde capitalino mencionó que aún no se tiene respuesta a esta petición realizada desde el año 2019, por la aplicación de un programa de prohibición del tránsito del transporte de carga por los carriles laterales de la carretera 57, en tramos que corresponden al ayuntamiento.

Sin embargo, la petición de que esta medida se extienda a los carriles centrales, a cambio de que el municipio realice los procedimientos requeridos de mantenimiento a este cuerpo vial, todavía no ha sido respondida.

“Estamos buscando que, ante la situación de la obra, esto se sume a los argumentos que ya hemos ofrecido, y que la SCT pudiera tener más elementos para poder otorgarnos en operación este tramo”, manifestó.

Además, Nava Guerrero recordó que la siguiente etapa del proyecto Paseo 5 de Febrero comenzaría en el mes de octubre; por lo que dijo esperar a que en este periodo pueda darse luz verde a la petición por parte de la autoridad federal.

“Nosotros esperamos que en esta etapa de la obra pluvial pudiéramos tener éxito en la gestión. No nos han dicho que no definitivamente, eso nos ha mantenido con la velita prendida. Continuamos ofreciendo algunos argumentos, elementos, compromisos, para que tengan la certeza de que no va a fallar el mantenimiento de este tramo”, sostuvo.

Acusó que hubo un compromiso por parte de la SCT de llevar a cabo recorridos en la zona, los cuales no se han efectuado; por lo que se reforzaron las condiciones que ofrece el municipio para abonar con esta acción a la mitigación del trafico en la zona de obras.

Finalmente, con información de la Secretería de Movildiad de la capital, se detalló que este tramo requiere de un presupuesto cercano a los 4 millones de pesos anualmente, para su correcto mantenimiento; y cada 3 años, se destinan 40 millones de pesos.