A pesar de que las presas en el estado están en niveles bajos y se ha empezado a tener problemas por el abasto de agua potable, la SEDEA desestima que en Querétaro pudiera presentarse una problemática como la de Nuevo León.

San Juan del Río, 29 Junio 2022.- A pesar de que las presas en el estado están en niveles bajos y se ha empezado a tener problemas por el abasto de agua potable, la SEDEA desestima que en Querétaro pudiera presentarse una problemática como la de Nuevo León.

De acuerdo con Rosendo Anaya Aguilar, secretario de desarrollo agropecuario del estado, en el tema del agua para el riego agrícola, todavía está garantizado, ya que dijo que se puede captar por las lluvias.

“En el tema de agua para riego tenemos afortunadamente todavía una disponibilidad importante, principalmente en la que se puede captar por las lluvias”, destacó.

Señaló que el tema de la captación pluvial evita la sobreexplotación de los mantos acuíferos, al referir que el distrito de riego No. 23 es el más fuerte en cuestión hidrológica, ya que alberga 55 pozos.

“El distrito 23 es el más fuerte, es potencialmente hablando el más fuerte, ya que ahí tenemos contabilizados 55 pozos pero nosotros lo que buscamos es que se exploten lo menos posible”, declaró.

En este sentido, el funcionario aseguró que el abasto de agua para el riego de los productores está garantizado; sin embargo, pidió hacer uso consciente de este recurso y no malgastarlo en otras actividades que no son propias del campo. 

Según datos de la Conagua, de manera general en el estado el nivel de las presas se encuentran al 25 por ciento de su capacidad, por lo que con las lluvias se podrá recargar de manera importante estos cuerpos de agua.