Decenas de miles de agricultores celebraron este miércoles el inicio de la temporada de cultivo de arroz en Nepal. EFE/EPA/NARENDRA SHRESTHA.

Katmandú, 29 jun (EFE).- Decenas de miles de agricultores celebraron este miércoles el inicio de la temporada de cultivo de arroz en Nepal con la sensación amarga de saber que gran parte de su producción habitual se perderá por la crisis de fertilizantes que atraviesa el país del Himalaya.

“No tenemos un grano de fertilizante en el pico del período de cultivo”, dijo a Efe Yam Baral, un agricultor del distrito oriental de Jhapa, que lamenta que sus ingresos van a reducirse drásticamente por la escasez de estos químicos.

Pese a las intensas precipitaciones que registra Nepal en estas fechas con la llegada del monzón, Baral dice que resulta difícil “aumentar la producción sin fertilizantes”, lo que le hace augurar una mala cosecha.

Coincidiendo con este periodo de abundantes lluvias, Nepal celebra cada año, tradicionalmente a finales de junio, el inicio del periodo de siembra de arroz, que suele venir acompañado de un ambiente festivo donde se organizan eventos por todo el país y la gente se lanza agua para celebrarlo.

Pero la atmósfera ha sido completamente distinta en esta ocasión, ya que el conflicto entre Rusia y Ucrania incrementó exponencialmente los precios de los fertilizantes y ocasionó una grave crisis que disminuyó casi en una quinta parte las exportaciones mundiales de estos productos químicos.

En Nepal, muchos proveedores dejaron de suministrar fertilizantes después de que los precios llegaran a multiplicarse por cuatro con respecto a su coste tradicional.

La agricultura es el pilar de la economía de Nepal: emplea alrededor del 60 % de su fuerza laboral y contribuye en un 25 % al Producto Interior Bruto (PIB) del país.

El portavoz del Ministerio de Agricultura, Prakash Kumar Sanjel, confirmó a Efe esta escasez de fertilizantes, como es el caso de la urea, aunque informó haber acordado con la India el envío de nuevos productos químicos que llegarán en las próximas semanas.

“Hemos solicitado a nuestro vecino del sur, la India, que proporcione algunas cantidades para evitar la crisis. El Gobierno indio es positivo y esperamos entregas dentro de unas pocas semanas”, señaló.

El 28 de febrero, Nepal firmó un acuerdo con la India para adquirir fertilizantes durante cinco años. Según el texto, la India enviará al menos el 30 % de la demanda anual de fertilizantes de Nepal, que asciende a las 700.000 toneladas anuales, informó Sanjel.

Los precios de los fertilizantes químicos han aumentado casi un 30 % desde principios de 2022, después incrementarse un 80 % el año pasado, según un informe del Banco Mundial.

Además de a la invasión de Ucrania por parte de Rusia, el organismo financiero achacó el aumento de los precios a las restricciones que impuso China a la exportación de fertilizantes. EFE