Querétaro, 24 Junio 2022.- Ante el inicio de las obras de reingeniería de la Avenida 5 de febrero, este próximo miércoles 29 de junio, el Observatorio Ciudadano de Movilidad exigió diversas condiciones para evitar afectaciones en el tránsito y movilidad de miles de queretanos.

En primera instancia, solicitaron a través de un comunicado que las autoridades del Instituto Querétano del Transporte y la Secretaría de Movilidad Municipal, así como la Secretaría de Obras Públicas, realicen una reingeniería vial de esa zona de la ciudad en este proceso.

“Cancelar dos terceras partes del área de circulación en las laterales no es asunto menor, y es deseable tener una solución que mitigue lo más posible el impacto durante estos 15 meses, mucho más allá de presentar un mapa de las rutas alternas, recomendar su uso y de hallar el mejor camino posible a través de aplicaciones como Google Maps o Waze”, argumentaron.

Manifestaron su preocupación por al dinámica que tendría el transporte colectivo, pues previó fuertes afectaciones en el tiempo y frecuencia de las rutas.

“Es mucha nuestra preocupación por las ya anunciadas mejoras en las frecuencias del transporte colectivo. 10 de las 15 rutas que están siendo intervenidas, cruzan la Avenida 5 de Febrero de manera directa, lo cual impactará negativamente en el esfuerzo de mejorar la calidad del servicio. ¿Por qué no destinar la lateral disponible para uso exclusivo del transporte público y solo excepcionalmente para los autos particulares y otros vehículos?”, cuestionaron.

Pidieron además que se inhiba el estacionamiento de los unos en algunas calles aledañas a las obras, con el objetivo de destinarlas solamente para la circulación de autos.

Recordaron que, según las estadísticas que manejan del Instituto Mexicano de la Competitividad, Querétaro ocupa el quinto lugar en costo per cápita, y el séptimo a nivel nacional en costo total de la congestión vial y en horas pérdidas per cápita.

De la misma manera, sugirieron que se establezcan alternativas para el uso de una ciclovía temporal, y la disposición de bicicletas públicas, pues es un tramo de seis kilómetros el que será intervenido en estas obras.

También, solicitaron que se garantice el desplazamiento peatonal, para evitar accidentes por la falta de precaución, pues debe contar con una adecuada señalización de los puntos intervenidos. 

Externaron otras preocupaciones, como las posibles afectaciones a los comercios aledaños; y las que tendrán grandes empresa en la logística y traslado de mercancía.