El tema de las lluvias podría provocar modificaciones en el programa y las sedes de Querétaro Experimental.

Querétaro, 23 junio 2022.- La secretaria de Cultura del Municipio de Querétaro, Teresa García Besné, reconoció que el tema de las lluvias podría provocar modificaciones en el programa y las sedes de Querétaro Experimental; festival que ha llegado a la mitad de los 19 sábados que se proyectaron para este programa.

La funcionaria explicó que el pasado sábado, las precipitaciones provocaron que algunos eventos cambiaran de sede, al retirar equipos y escenarios en la lluvia de zonas como Jardín Zenea y Jardín Guerrero.

“Estamos llegando al periodo de lluvias en Querétaro, y este proceso nos va a hacer realizar algunos movimientos indispensables y que tendremos que dar a conocer a la población. Estamos considerando algunas sedes alternativas”, manifestó.

García Besné recordó que el objetivo de este Festival es que los visitantes del Centro Histórico puedan “tropezarse” con diversas muestras de arte y cultura en las calles de Querétaro.

Pero, por la temporada, se contemplarán espacios como el Teatro de la Ciudad o la Cineteca Rosalío Solano, en casos de precipitación; en sustitución de sedes como el Jardín Guerrero. Aunque reconoció que esto puede mermar la asistencia de los queretanos; por lo que se avisarían con anticipación los cambios de sede.

“Te tropiezas con la cultura. Vas caminando por la calle y, si no estaba entre tus planes, definitivamente volteas al escenario. Por lo mismo, estamos tratando de evitar llevar el Experimental a los espacios cerrados, a menos que sea de fuerza mayor”, indicó.

Asimismo, se buscará acondicionar el escenario del Jardín Zenea, para evitar que la lluvia sea un motivo para la baja participación.

Además, García Besné señaló que, en el sábado numero 10 de los 19 sábados proyectados para este Festival, Querétaro Experimental ha generado una mayor cultura cívica y buenas dinámicas sociales.

Por ello, la secretaria resaltó que no se descarta que este Festival pueda repetirse el año que entra en la capital; pues el promedio de asistencia es de 4 mil a 6 mil personas por cada fin de semana.

“Ha sido uno de los eventos más exitosos. Se debe en gran medida a qué hay un proyecto curatorial muy sustentado. Estaban muy claros los objetivos, la justificación y las posibilidades que podría tener este festival de gran envergadura; y creo que se han ido cumpliendo las expectativas”, finalizó.