El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, habla durante una rueda de prensa en el Palacio Nacional de la Ciudad de México (México). EFE/Isaac Esquivel.

Ciudad de México, 22 jun (EFE).- El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, señaló este miércoles que antes de que finalice junio presentará ante organismos internacionales una denuncia contra la empresa Vulcan Materials Company por daño ambiental en Playa del Carmen, en el caribeño estado de Quintana Roo.

“Ya se está trabajando, es una denuncia que vamos a presentar en su momento en organismos internacionales, se está trabajando, creo que antes que concluya el mes se va a hacer la presentación de la denuncia, ya tenemos todo”, dijo el mandatario durante su rueda de prensa matutina desde el Palacio Nacional.

El mandatario comentó que ya se determinó el daño ecológico que ha hecho esta empresa y el monto de impacto económico aunque o quiso dar más detalles.

Sin embargo, reiteró que tiene buena relación con el sector empresarial, tanto de México como del extranjero, no obstante aceptó que las únicas diferencias que tiene son con Vulcan Materials Company.

“Hay muy buena relación con todo el sector empresarial, tanto del extranjero como de México. (Hay) algunas diferencias, pero con muy pocos empresarios tenemos ahora una diferencia con los de Vulcan por lo de Quintan Roo”, señaló.

Hace un par de semanas el mandatario ya había dejado ver que llevaría a cabo la denuncia, la cual se extendería a la Organización de las Naciones Unidas y las bolsas de valores donde cotiza la empresa, en caso de no llegar a algún acuerdo.

El presidente ha acusado a la minera de ocasionar un desastre ecológico en Quintana Roo, estado del sureste mexicano, y estar detrás de protestas en contra del Tren Maya, que su Gobierno construye en la zona.

En mayo pasado, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) clausuró la extracción de piedra caliza que la minera hacía en Playa del Carmen tras advertir “la existencia de probables daños y deterioros graves a los ecosistemas”.

Tras la clausura, Vulcan Materials acusó al Gobierno de México de cometer un acto “ilegal” y “arbitrario” al argumentar que la empresa posee el terreno en el que opera desde hace más de 30 años.

Luego de la clausura, la empresa aseguró que impedir sus operaciones de producción y exportaciones en Quintana Roo va en contra del ‘espíritu’ del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).