Francisco Javier Ávila de Anda, Procurador de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes del DIF en el Municipio de Querétaro.

Querétaro, 17 Junio 2022.- El Procurador de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes del DIF en el Municipio de Querétaro, Francisco Javier Ávila de Anda, resaltó la reciente aprobación en el Cabildo de la Procuraduría del Adulto Mayor en la capital del estado.

El funcionario indicó que con esta acción, se da un paso importante para la atención y el acompañamiento jurídico y de protección a las personas de la tercera edad; en la consolidación y especialización de las áreas públicas.

“El objetivo primordial de esta procuraduría es brindarle al adulto mayor orientación y asistencia legal, actuando ante las autoridades y tribunales competentes, a efecto de garantizar siempre sus derechos, que no se vean vulnerados”, manifestó.

Ávila de Anda manifestó que, en los últimos dos años, se han registrado hasta 71 demandas ante las instancias correspondientes, en donde se ven afectados adultos mayores.

“En coordinación con el área de protección social del sistema municipal DIF, hemos podido identificar cuestiones de apoyo y asistencia jurídica. Por ejemplo, entre 2021 y 2022, teníamos 71 procesos”, aseguró.

Entre las problemáticas que vive actualmente la población de la tercera edad es el despojo de las propiedades del adulto mayor por parte de familiares o terceros; la omisión de cuidados y maltrato; o bien, la dependencia económica de pensiones o apoyos y salvaguardas.

“Se han dado 231 asesorías jurídicas a los adultos mayores. Muchos de ellos no inician el proceso; sin embargo, se les da un seguimiento mediante el área de trabajo social”, indicó.

Finalmente, Francisco Ávila señaló que se han atendido hasta 45 reportes de omisión de cuidados de adultos mayores; donde en su mayoría, los casos llegan a un proceso de conciliación y de compromisos.

Agregó que, en los casos en los que los adultos mayores se vean en una situación de riesgo inminente, se gestionarían mecanismos para su ingreso a alguna casa de retiro o centro de asistencia social; en lo que se resuelve su situación jurídica, cuando no cuenta con redes de apoyo.