Después de que un coche nuevo sale de la concesionaria, de inmediato pierde un porcentaje razonable de su precio de venta. FOTO: TWITTER @AlfaRomeoMexico.

Después de que un coche nuevo sale de la concesionaria, de inmediato pierde un porcentaje razonable de su precio de venta. Si bien el valor del vehículo continúa degradándose con el tiempo, algunas marcas se deprecian más que otras. Para identificar qué marcas de automóviles pierden más valor, los expertos en automóviles de carVertical han realizado un estudio y analizado más de 72 millones de unidades de datos entre 2019 y 2022 en Europa, EE. UU. y Australia. Estos son los hallazgos clave:

Porsche mantiene mejor su valor

Porsche (-64.4%), Jeep (-84.4%) y MINI (-85.5%) son las 3 marcas menos depreciadas, que conservan la mayor cantidad de valor después de restar su valor de mercado más bajo de su precio inicial. Así, por ejemplo, Porsche perderá sólo el 64.4% de su valor a lo largo de los años, mientras que Lexus perderá el 89.9% de su valor. 

“Si bien Porsche fabrica coches deportivos, sus modelos son lo suficientemente prácticos para la conducción diaria. El 911 es probablemente uno de los coches más icónicos de la historia del automóvil, como lo demuestra su enorme cantidad de admiradores. No es de extrañar que su demanda supere a la oferta. Los automóviles Porsche son confiables, duraderos y tienen un aspecto distintivo que atrae a los clientes”, explica Matas Buzelis de carVertical.

Marcas más tradicionales como Hyundai y Toyota también aparecen entre los vehículos con alto valor residual. Estos vehículos son más asequibles y, por lo general, ofrecen menores costos de mantenimiento, lo que aumenta su atractivo entre los compradores de automóviles usados.

Si bien algunas marcas de primera clase como Jaguar, Land Rover y Lexus tienden a depreciarse menos, este no siempre es el caso.

Muchas marcas de automóviles de primera clase pierden más valor que sus contrapartes más baratas

Como muestra el gráfico, las marcas de automóviles que más se deprecian a lo largo de los años son Chrysler, Audi y Seat. Por ejemplo, la depreciación máxima de un nuevo Chrysler eventualmente caerá a -96.8% (en 25 años, en promedio), convirtiéndolo en la marca que pierde la mayor parte de su valor en el mercado. De hecho, alrededor de la mitad de las marcas en el peor extremo de este gráfico de depreciación de automóviles son de primera clase. Aunque a los consumidores les encantan Infiniti, BMW y Volvo, su valor disminuye significativamente con el tiempo.

En comparación, los automóviles Toyota alcanzan su valor más bajo a los 19 años, mientras que los BMV lo hacen a los 21. Sin embargo, los vehículos Toyota pierden alrededor del 88.7% de su valor, mientras que BMW – 93.8%. ¿Qué factores causan estas diferencias?

“BMW y otras marcas de automóviles de lujo suelen tener características y mejoras tecnológicas que los compradores de automóviles de segunda mano no valoran. Si puedes permitirte un BMW, Mercedes-Benz, o Land Rover nuevo, probablemente quieres todo el lujo y las innovaciones posibles. Una persona que busca un coche usado prioriza el precio y los costos de mantenimiento sobre todas las características innecesarias. Es por eso que un Toyota usado para muchos clientes es más atractivo que un BMW “, dice M. Buzelis

Los propietarios de Audi (-96,2%), Seat (-95,8%) y Škoda (-95%) tampoco deberían esperar una buena oferta al vender sus vehículos viejos.

Los autos usados alcanzan su valor más bajo en diferentes etapas

Según investigadores de carVertical, la antigüedad promedio de los vehículos más depreciados es de 20-23 años. Sin embargo, las diferentes marcas de automóviles alcanzan su valor más bajo en diferentes etapas. 

Porsche y MINI alcanzan su costo más bajo cuando cumplen 15 años. Después de este punto, su valor comienza a crecer de nuevo. Los modelos bien conservados pueden ser una inversión valiosa. Isuzu, Suzuki, Kia y Dacia están en el lado opuesto del espectro: su valor toca fondo a los 30 años.

Si un modelo se considera raro, el valor del automóvil puede crecer significativamente con el tiempo. En los años 90, BMW solo fabricó 891 unidades del M5 E34 Touring. 20 de ellos tenían un nombre especial – Elekta – y fueron construidos para el mercado italiano. Impulsados por un motor de 3.8 litros de 335 caballos de fuerza, estos modelos de coches familiares también recibieron un trabajo de pintura y estilo interior especiales. Buscar un Elekta usado hoy es como buscar una aguja en un pajar. Los entusiastas de los autos deben estar listos para gastar no menos de $100,000 si quieren estacionar uno en su garaje.

Si bien un automóvil regular probablemente terminará en un basurero en 20-30 años, un Porsche o Jaguar con un registro de mantenimiento bien documentado y un historial impecable puede incluso volverse más valioso con el tiempo.