El presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Eduardo Prado Alcántara, asegura que está velando porque los establecimientos afiliados a la CANACO no sean clausurados repentinamente. 

San Juan del Río, 10 junio 2022.- El presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Eduardo Prado Alcántara, asegura que está velando porque los establecimientos afiliados a la CANACO no sean clausurados repentinamente. 

El funcionario manifestó su inconformidad con la titular de la Unidad de Protección Civil, debido a que dijo no está previendo el cierre de negocios con los operativos que realiza.

Dijo que si bien los comerciantes tienen que estar en regla, consideró que debe haber voluntad de la funcionaria para brindar oportunidad a los comerciantes adheridos a la CANACO a que se actualicen.

“Comprendo que es necesaria la supervisión, pero muchos comerciantes desconocen los refrendos que se tienen que hacer”, señaló, al reclamar que si existiera un plazo para regularización, la Cámara de Comercio podría brindar orientación a los afiliados para que realicen los trámites necesarios para la obtención de sus licencias. 

Reconoció a la unidad de Protección Civil por realizar su trabajo y cotejar que las instituciones tengan todos los requisitos para su funcionamiento, sin embargo reprocha que no se da la oportunidad para que se pongan en regla. “Más que sancionar, se trata de regularizar”, expresó.

Se pronunció porque se contemple el ajuste en las multas, ya que superan los 100 mil pesos y dijo que la situación económica no está fácil para nadie y para algunos comerciantes que tienen que pagar sueldos y solventar sus gastos, esta situación les puede representar la quiebra.

“La Cámara de Comercio siempre está a favor de la legalidad”, subrayó al indicar que no se pide que no se cumpla la ley, simplemente se requiere de tiempo para tener la documentación, previo a una advertencia de clausura. 

Dijo que se buscará un acuerdo con la titular de la dirección de Protección Civil, Verónica Laguna Luján, para que exista cierta consideración y se permita la actualización sin necesidad de cerrar los negocios inmediatamente.

 “A menos que no cumplan con ninguna medida, en ese caso ni cómo ayudarlos”, sentenció.