Traslado de un árbol de ahuehuete, en Ciudad de México (México). EFE/Gobierno de la Ciudad de México.

Ciudad de México, 25 may (EFE).- El Gobierno de la Ciudad de México informó que este martes recibió un árbol de la especie ahuehuete, de 12 metros de altura y 20 años, que reemplazará a la emblemática palma que se ubicaba en una glorieta de la céntrica avenida Paseo de la Reforma, cerca del Ángel de la Independencia.

El 25 de abril, las autoridades de la capital mexicana retiraron, tras varias horas de trabajo, la icónica palmera que durante casi 100 años dio nombre a la Glorieta de la Palma de la avenida Reforma, una de las más transitadas de la capital.

El nuevo árbol, que será plantado el 5 de junio en la citada glorieta, llegó este día a la capital mexicana procedente del estado de Nuevo León, informó este martes la Secretaría del Medio Ambiente (Sedema) de la Ciudad de México.

“Con 20 años es ejemplar muy joven, pues los ahuehuetes viven en promedio 2.000 años, son árboles nativos de México y alcanzan una altura de hasta 40 metros, tienen tronco grueso, hojas pequeñas y alargadas”, explicó la Sedema en un comunicado.

Señaló que el árbol llegó al vivero Nezahualcóyotl, en la alcaldía Xochimilco, sur de la ciudad, como una donación de Viveros Regionales y Los Encinos, zonas productivas localizadas en la comunidad de Montemorelos, Nuevo León.

La dependencia capitalina recordó que el ejemplar se plantará en la Glorieta de Paseo de la Reforma el próximo 5 de junio, en el marco del Día Mundial del Medio Ambiente.

“Actualmente, el suelo de la Glorieta recibe tratamiento preventivo, se aplicarán biológicos y se mejorará el suelo con sustratos que garanticen el buen desarrollo de la raíz del ahuehuete”, señaló el reporte.

Además de ese ejemplar, al vivero en la capital mexicana llegaron otros 123 ahuehuetes: uno de 10 metros de altura; 2 de 8 metros; 20 de 3 metros; así como 100 de 1,5 metros, los cuales permanecerán en el vivero para completar su desarrollo.

Hace un mes, la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, dijo en un comunicado que “a pesar de que la palma se estuvo interviniendo con especialistas no pudo salvarse, está muerta y no se puede quedar en este lugar porque puede ser riesgosa para la población”.

La especie fue trasladada al Vivero Nezahualcóyotl, donde recibirá un tratamiento y, posteriormente, su madera será intervenida por jóvenes artistas para su exhibición.

La palma se ubicó siempre en la glorieta que lleva su nombre, siendo la única rotonda de la avenida Reforma en la que su monumento ha sido un ser vivo.