El presidente francés, Emmanuel Macron, en su despacho el Eliseo, en París. EFE/EPA/LUDOVIC MARIN.

París, 20 may (EFE).- La Presidencia francesa anunció este viernes la composición del nuevo Gobierno, que combina renovación y continuidad, ya que siguen pesos pesados como los ministros de Economía, Bruno Le Maire, y de Interior, Gérald Darmanin.

La diplomática conservadora Catherine Colonna, portavoz del Gobierno durante la presidencia de Jacques Chirac, será la titular de Exteriores, según la lista que anunció el secretario general del Elíseo, Alexis Kohler.

Repite como número dos de Exteriores, responsable directo de Europa, Clément Beaune, ministro delegado.

El nuevo Ejecutivo incluye también a varios fieles macronistas que han sido promocionados, como la exsecretaria de Estado Olivia Grégoire, que se convierte en la nueva portavoz del Ejecutivo galo.

La consejera del presidente Rima Abdul Malak sale del anonimato para pasar a encabezar el Ministerio de Cultura, sustituyendo a la conservadora Roselyne Bachelot, mientras que Stanislas Guerini, delegado general del partido del presidente, Emmanuel Macron, se ocupará de Transformación y Función Pública.

Entre los 17 ministerios anunciados, seis ministros delegados y cuatro secretarios de Estado, destacan otros nombres del entorno macronista, como el titular de Sanidad que gestionó la pandemia, Olivier Véran, que pasa a ser ministro delegado de la primera ministra responsable de relaciones con el Parlamento.

El Ministerio de Sanidad recaerá ahora en Brigitte Bourguignon, exdiputada socialista en 2012 y de nuevo en 2017 con La República en Marcha, el partido de Macron, renombrado en 2022 “Renacimiento”.

También destaca Amélie de Montchalin, uno de los rostros más jóvenes del nuevo Ejecutivo, de 36 años, ahora ministra de Transición Ecológica y Cohesión de los Territorios, mientras que Agnès Panier Runacher será ministra de Transición Energética.

Repite en el cargo el ministro de Justicia, el controvertido abogado Éric Dupond-Moretti, y el exministro de Ultramar Sébastien Lecornu se ocupará ahora de Defensa, mientras que la diputada macronista Yaël Braun-Pivet estará a cargo de Ultramar.

El historiador Pap Nd’iaye, profesor de la prestigiosa universidad de Sciences Po y director del Museo de la Inmigración, será ministro de Educación Nacional y Juventud, y la titular de Educación Superior e Investigación será la física Sylvie Retailleau, procedente de la dirección de la Universidad Paris-Saclay.

Sorprendió el cambio de nombre de algunos ministerios, como el de Economía, Finanzas y Soberanía Industrial y Digital, así como el de Agricultura y Soberanía Alimentaria, que recayó en el centrista Marc Fesnau.

Esta reivindicación de la soberanía coincide con las promesas de Macron de aumentar la autonomía e independencia del país en la producción industrial y alimentaria.

El conservador Damien Abad, que acaba de abandonar la jefatura del grupo parlamentario del partido conservador Los Republicanos, será el ministro de Solidaridad, Autonomía y Personas Minusválidos.

Finalmente, la cartera de Deportes y Juegos Olímpicos y Paralímpicos ha recaído en la hasta ahora directora de la Federación Francesa de Tenis, Amélie Oudéa-Castéra.