Querétaro, 19 mayo 2022.- En medio de manifestaciones y protestas en contra de mecanismos de privatización del agua potable, la LX Legislatura del Estado de Querétaro, sesionó en Pleno este jueves, para discutir y aprobar el dictamen de la Iniciativa por la cual se expide la Ley de Aguas del Estado.

Con la votación de 16 legisladores a favor, seis en contra y dos abstenciones, se dio la aprobación a la “Ley que Regula la Prestación de Servicios de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento del estado de Querétaro”.

Sin embargo, el proceso trajo consigo una acalorada discusión entre los diputados del Partido Acción Nacional y el Partido MORENA; a favor y en contra del dictamen.

Diputados como Manuel Pozo Cabrera, Enrique Correa y Germaín Garfias, por el PAN, reiteraron que el objetivo de esta nueva normativa es que se garantice el correcto operar de los concesionarios del servicio de agua.

Además, resaltaron iniciativas como la eliminación de los macromedidores y la obligación de los desarrolladores inmobiliarios para contar con tomas individualizadas de agua; y las nuevas disposiciones sobre una cultura del cuidado y manejo del vital líquido.

Por su parte, los diputados de Morena, Juan José Jiménez Yáñez, Armando Sinecio Leyva y Andrea Tovar Saavedra, denunciaron que esta ley busca abrir la puerta para el beneficio de empresas privadas. Incluso, Jiménez Yáñez emitió 26 razones por las cuales su grupo parlamentario votaría en contra.

Entre estas razones, enlistó la falta de discusión e integración de opiniones ciudadanas y de expertos en la materia; la carencia de sustento jurídico y la premura con la que se buscó realizar esta modificación legislativa, entre otras.

Además, en el marco de las disertaciones de los diputados de Acción Nacional y Querétaro Independiente, más de 100 ciudadanos de diversas organizaciones activistas y defensoras sociales gritaban “traidores” a los diputados, lo que sucedió también al momento de la votación.