Washington, 18 may (EFE).- El número de casos probables de hepatitis infantil aguda de origen desconocido en América es de 33 y, por el momento, no se registraron muertes por esta causa en la región, según informó este miércoles la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Los datos difundidos, que recogen la información hasta el 17 de mayo, confirman la presencia de esta enfermedad en niños en 7 países de la región.

Ningún país ha reportado la realización de trasplantes infantiles por esta causa, afirmó el comunicado.

Por “caso probable” se entiende un caso en el que se ha descartado la infección con los virus de la hepatitis A, B, C y E, y se cumplen otras condiciones.

A nivel mundial, el número de casos de hepatitis infantil aguda de origen desconocido se eleva ya a 429, 81 más que hace una semana, según datos difundidos este martes por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

De estos, seis de los pacientes fallecieron y 26 necesitaron un trasplante.

La mayoría de los casos se han dado en Europa, y por ahora se han registrado en 22 países, aunque solo en 12 (entre ellos Reino Unido, España, Estados Unidos e Israel) se han detectado más de cinco casos en el territorio.

Otros 40 casos están pendientes de confirmación, indicó la OMS, subrayando que tres de cada cuatro niños afectados son menores de cinco años, y que en un 15 % de los pacientes fueron necesarios cuidados intensivos.

Los primeros 10 casos de esta hepatitis aguda fueron notificados por el Reino Unido a la OMS el 5 de abril, en niños menores de 10 años previamente sanos.

Se sospecha que los casos podrían estar relacionados con un adenovirus, aunque este patógeno hasta ahora no solía estar ligado a casos agudos de hepatitis.