Vista del exterior de la Embajada de EE.UU. en Kiev, Ucrania, en una fotografía de archivo. EFE/Sergey Dolzhenko.

Washington, 18 may (EFE).- Estados Unidos reanudó este miércoles las actividades de su embajada en Kiev, capital de Ucrania, que cerró en febrero pasado, días antes del inicio de la invasión rusa, anunció el secretario de Estado, Antony Blinken.

“El día ha llegado. Hoy estamos reanudando oficialmente las operaciones en la Embajada de Estados Unidos en Kiev”, expresó el titular de Exteriores estadounidense en un comunicado.

Blinken subrayó que los ucranianos “han defendido su patria ante la brutal invasión” y que, como resultado, la bandera estadounidense puede “ondear de nuevo en la embajada”.

Estados Unidos cerró su embajada en Kiev el pasado 14 de febrero, diez días antes del inicio de la invasión rusa, y trasladó su personal y sus actividades a Leópolis, en el oeste de Ucrania.

Después de que en abril las tropas rusas se retiraran de los alrededores de la capital ucraniana, para concentrar sus esfuerzos en el este del país, se esperaba la reapertura de la legación estadounidense en Kiev, como ya hizo la Unión Europea (UE) con su embajada.

El secretario de Estado informó en el comunicado que la embajada reabrió con “medidas adicionales para aumentar la seguridad” del personal que regresa a Kiev, dado que “la guerra continúa”.

Asimismo, aseguró que el traslado de la legación a Leópolis en febrero no frenó el “compromiso” de Estados Unidos con el apoyo a “la soberanía y la integridad territorial” de Ucrania.

“Reafirmamos nuestro compromiso con el pueblo y el Gobierno de Ucrania, y esperamos llevar a cabo nuestra misión desde la Embajada de Estados Unidos en Kiev”, afirmó.

Desde la retirada de las tropas rusas de los alrededores de Kiev, han visitado la capital ucraniana varias autoridades estadounidenses, como Blinken; el secretario de Defensa, Lloyd Austin, y la presidenta de la Cámara Baja, Nancy Pelosi.

La primera dama de EE.UU., Jill Biden, viajó a Ucrania recientemente, pero solo visitó Uzhhorod, una ciudad de 100.000 habitantes a pocos kilómetros de la frontera con Eslovaquia, donde se encontró con Olena Zelenska, la esposa del presidente ucraniano, Volodímir Zelenski.