Eduardo Verástegui. AGENCIA MÉXICO.

El ex integrante del grupo Kairo se pronunció al respecto de las acusaciones de abuso sexual de las que ha sido señalado el exmánager de dicha agrupación, Antonio Berumen, denunciado hace semanas por el actor regiomontano Mauricio Martínez.

Durante su visita al Santuario de la Virgen de Guadalupe en Monterrey, donde ofreció un rosario por los niños que han sido víctimas de tráfico de órganos y explotación sexual con el objetivo de que paren este tipo de actos, Eduardo Verástegui habló de la controversia que enfrenta el productor.

“No sé, sí (trabajé con él), pero Magneto, Mercurio y todos, imagínate. Para nada (tuve un encuentro desagradable con él), yo tenía 18 años, cantando por Latinoamérica, ¡imagínate!, el sueño de un niño de un pueblo que llega México y lo invitan a cantar, feliz de la vida, todo lo que se dice, pues pregúntenselo a él”, explicó el artista.

Por otra parte, Verástegui aseguró que no le incomodan las versiones que afirman que ha incurrido en fraude con la fundación Manto de Guadalupe, donde se le señala de hacerse de una mansión en Pasadena, California, con el dinero recibido de donaciones.

“No me molesta, son bendiciones para mí, acuérdense que toda cosa mala que venga hacia a ti, Dios lo permite para todo bien de quien lo ama, entonces cualquier cosa mala tienes la oportunidad de convertirla en bendición, para mí las malas noticias son bendiciones disfrazadas”, expresó.

Y retomando el tema por el que acudió a rezar a Monterrey, el actor y cantante manifestó: “Seguramente ustedes tienen hijos o sobrinos, entonces a ver cómo se sentirían que les toquen a un sobrino o a un hijo, bueno yo me meten a la cárcel porque haría una locura si le pasa algo como lo que estoy mencionando a uno de los míos, pero también si le pasa algo a uno de los de ustedes, por eso estoy aquí, porque me la estoy jugando, sin miedo, invitándolos a que me ayuden a meter presión, porque es un tema de presión mediática, ¿saben por qué no se ha terminado este problema en México?, porque no es prioridad”.

Por último, el también productor de cine reveló que por esta lucha ha recibido amenazas de muerte. “Si ha habido amenazas, si ha habido ataques, ¿qué esperaban?, ni modo que aplausos, yo sabía obviamente a lo que me estaba metiendo, sé que estamos tocando fibras y nervios, son (amenazas) anónimas, entonces no sé qué tan reales son, ni le pongo atención tanto porque si le pones atención a lo malo descuido lo que estoy haciendo aquí”.