Luis Antonio Zapata Guerrero, afirmó que no tiene reporte o conocimiento de alguna observación o recomendación realizada a este poder estatal por parte de la ESFE.

Querétaro, 16 mayo 2022.- El presidente de la Mesa Directiva de la LX Legislatura del Estado de Querétaro, Luis Antonio Zapata Guerrero, afirmó que no tiene reporte o conocimiento de alguna observación o recomendación realizada a este poder estatal por parte de la Entidad Superior de Fiscalización (ESFE).

Esto, luego de que la ESFE reportó haber fiscalizado el 46.97 por ciento del total de los ingresos de la LIX Legislatura en 2020, que oscilaba en los 162 millones 199 mil pesos.

Ante ello, el diputado resaltó que el congreso local no haya recibido observaciones, lo cual dijo, es positivo para el manejo de las finanzas del poder legislativo.

“En el caso del congreso, el reporte y la vista rápida que le di la semana pasada que la recibimos, no encontré que tuviésemos observación alguna. Creo que en ese sentido estamos bien”, afirmó.

La ESFE determinó en su documento una sola observación, en virtud de haber omitido consolidar las adquisiciones realizadas con un proveedor y haberla fraccionado, al realizar dos procedimientos de adquisición de bienes.

Con ello, se recomienda registrar en las cuentas contables, las provisiones a largo plazo derivadas de los montos resultantes de los estudios actuariales efectuados para las contingencias futuras, con el fin de tener los montos aproximados para hacer frente a los hechos futuros que está obligado a resolver.

Por otro lado, ante las observaciones de la ESFE a instancias como la Secretaría de Desarrollo Urbano y Obras Públicas de la capital, donde se detectaron desvíos por 2.7 millones de pesos, el diputado advirtió que no se permitirán estos actos con las cuentas públicas.

“En todas las cuentas públicas, bajo ningún concepto, permitiremos que hayan desvíos, y parece que serán las autoridades correspondientes en revisar que se castigue con todo el peso de la ley”, sentenció.

Zapata Guerrero recordó que hay instancias como la Fiscalía Estatal Especializada en el Combate a la Corrupción, o a la Fiscalía General del estado y a los órganos internos de control, para que se finquen responsabilidades, una vez generado un dictamen final.