Pedro Escobedo, 11 Mayo 2022.- Un tráiler que transportaba alrededor de 150 indocumentados de diversos países, fue interceptado por la policía sobre la la Autopista México Querétaro y detenidos dos presuntos traficantes de personas.

Los hechos ocurrieron en el kilómetro 185 de la carretera federal, a la altura del Parque Industrial Cantera, que se ubica en el municipio de Pedro Escobedo.

Para el aseguramiento de los indocumentados que viajaban todos hacinados en la caja que remolcaba el tractocamión, se implementó un espectacular operativo en el que participaron alrededor de 150 elementos de las distintas corporaciones.

En el operativo participaron elementos de la Guardia Nacional, de la Policía Estatal, de la Policía Municipal y del Ejército Mexicano, por lo que el tráiler con placas para el Estado de Zacatecas, fue sitiado y acordonado por los uniformados hasta que fueron evacuados poco a poco.

Además se solicitó la presencia de los servicios de emergencia, por lo que acudieron elementos de las unidades municipales de Protección Civil de San Juan del Río, de Pedro Escobedo, de Corregidora y de la Coordinación Estatal, para atender y brindar atención a niños y mujeres que eran trasladados en el tráiler.

Se dijo que los indocumentados entre los que había niños, mujeres y adultos, estaban siendo transportados del sur del país de México, con la intención de que llegaran al norte para ingresar al territorio americano.

Fueron varias horas las que los indocumentados permanecieron en el interior del tráiler antes de que fueran bajados y puestos a disposición de las autoridades migratorias del (INM).

Los detenidos, dos sujetos que al parecer eran originarios del Estado de Aguascalientes, fueron puestos a disposición de la Fiscalía General de la República, presuntamente por delitos de tráfico de personas.

Mientras que los indocumentados de diferentes países de centroamérica, tuvieron que permanecer por varias horas en la caja del tráiler antes de que los bajaran y les brindaran la asistencia, que la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) anunció que les había brindado.

De acuerdo a lo que se pudo apreciar en el mismo lugar de los hechos, algunos de los indocumentados recibieron una botella de agua, pero mucho después de que el apoyo se haya anunciado.

Incluso fue hasta que llegó el personal del INM y pasado mucho tiempo todavía, que se empezó a bajar a la gente, primero a la que viajaba con menores de edad y mujeres y posteriormente a los hombre.

Para ello, se formaron impresionantes vallas de policías municipales y estatales, quienes mantuvieron acordonada la zona y en algunos momentos pretendieron obstaculizar el trabajo de los medios de comunicación.

Incluso ampliaron el perímetro de acordonamiento, obligando a los reporteros a que retrocedieran, sin importar que nos pusieran en riesgo ante los vehículos que circulaban sobre la carretera.

Cabe señalar que en el caso de Rotativo de Querétaro, un elemento de la Policía Municipal de Pedro Escobedo, plenamente identificado, a toda costa pretendía retirar de la zona, hasta que un mando de la Guardia Nacional que se percató de lo que estaba sucediendo intervino para garantizar el trabajo informativo que se estaba haciendo.

De esta manera, en el lugar no hubo información adicional de las autoridades, más allá de la que se conoció o se filtró en el mismo sitio donde fue detenido el tráiler y asegurados los indocumentados.

Cabe señalar que en ningún momento se vio la presencia de personal de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, para comprobar las condiciones de los centroamericanos y el trato que recibieron por parte tanto de las autoridades estatales y municipales, como de las federales, en este caso las del INM a quienes les fueron entregados.