La mayoría de las mujeres han experimentado violencia simbólica en su vida, con mensajes que condicionan sus profesiones, que les exigen tener determinados cuerpos. FOTO: CIMAC NOTICIAS.

Ciudad de México.- La mayoría de las mujeres han experimentado violencia simbólica en su vida, con mensajes que condicionan sus profesiones, que les exigen tener determinados cuerpos y además dictan lo que pueden o deben hacer en el día a día. 

De acuerdo con una encuesta realizada a 638 mujeres en el mes de marzo por GROW -organización que investiga, sensibiliza y asesora a organizaciones en el abordaje integral de la perspectiva de género– la violencia simbólica opera bajo la forma de estereotipos, expectativas y roles impuestos en espacios de estudio y entrevistas laborales.

En el caso de estudiantes, 82 por ciento de las mujeres escucharon comentarios relacionados a su género. Por ejemplo, se les dijo que la carrera que eligieron o su entorno no era “adecuado” para ellas argumentando que no tenían la “fuerza requerida” para desempeñarse en sus labores. 

IMAGEN: GROW

En ese sentido, también en el ámbito laboral, a 4 de cada 10 mujeres les dijeron que no tenían la capacidad de liderar determinados grupos de trabajo “por ser más sentimentales”. 

Situación similar vivieron 29 por ciento de las mujeres, a quienes les dijeron que la carrera que eligieron no les permitiría conciliar el trabajo con la vida familiar. Es de destacar que sólo 16 por ciento de los hombres han atravesado una situación similar. 

Esta no es la única forma de violencia simbólica que denunciaron mujeres, ya que a 46 por ciento de ellas se les preguntó en una entrevista laboral por sus planes familiares, dando mayor peso a su futuro personal que a sus capacidades laborales, esto no le sucedió a 25 por ciento de hombres. 

Al respecto, Georgina Sticco, co-fundadora y directora de Grow, aseguró que la violencia simbólica atraviesa a las mujeres todos los días, en ese sentido, exhortó a las instituciones a trabajar para transformar la sociedad desde un enfoque de género.