En el día 14 del juicio de Johnny Depp contra Amber Heard por difamación, la magistrada que preside el caso rechazó la moción de la actriz de desestimar la demanda por difamación de 50 millones de dólares. AGENCIA MÉXICO.

En el día 14 del juicio de Johnny Depp contra Amber Heard por difamación, la magistrada que preside el caso rechazó la moción de la actriz de desestimar la demanda por difamación de 50 millones de dólares, asegurando que la defensa legal del actor presentó pruebas suficientes para mantener abierto el caso.

Tras esta decisión, Heard se verá obligada a subir al estrado como la primera testigo de su defensa en el caso presentado por Depp ante un tribunal del condado de Fairfax, Virginia, donde demandó  a su exesposa por las acusaciones que hizo en un artículo de opinión que escribió para el Washington Post, y en el que aseguró ser una sobreviviente de abuso doméstico.

Por su parte, los abogados de Johnny declararon que lo que hizo Amber en el juicio de Reino Unido fue obtener 7 millones de dólares en un acuerdo de divorcio que prometió donar a la ACLU, pero que realmente se lo “embolsó”, por lo que su cliente ahora merece un juicio más justo.

A inicios de esta semana, Travis McGivern, guardia de seguridad de Depp, dijo en el juicio que vio a la también modelo arrojar una lata de Red Bull a la estrella de Piratas del Caribe, además de que le escupió y le dio un puñetazo en marzo de 2015.

La disputa entre ambos actores ha tomado un alto perfil mediático y la prensa sigue cada detalle del juicio que se transmite por televisión, por lo que ha trascendido que Amber está descontenta por la alta exposición que tiene por este conflicto, debido a que su imagen actualmente está ligada con lo que se dice de ella en los medios y las redes sociales.

Ante este escenario, la actriz decidió terminar el contrato con su equipo de prensa, buscando que los titulares de los medios que cubren el caso cambien su postura, pues considera que su historia no es contada de la manera adecuada, informó New York Post.