Guadalajara (México), 29 abr (EFE).- Las dos agentes militares mujeres que fueron secuestradas este jueves en la ciudad de Puerto Vallarta, estado de Jalisco, oeste de México, por presuntos miembros del crimen organizado, fueron liberadas, informó la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

Mediante un comunicado, la Sedena señaló que la liberación de las mujeres ocurrió a las 16.20 horas (21.20 GMT), sin precisar como se dio la acción.

Previamente, la dependencia había dicho que el plagio se dio a las 00.30 horas del jueves en Puerto Vallarta por lo que las dos mujeres, que se encontraban de descanso, estuvieron retenidas casi 16 horas.

“La Secretaría de la Defensa Nacional hace del conocimiento que a las 16:20 horas de este día, fueron liberadas las dos militares pertenecientes al Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos que se encontraban privadas de su libertad”, indicó la Sedena en el comunicado.

Además, el Ejército y Fuerza Aérea mexicanos, agradecieron la intervención de la Guardia Nacional, Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, Secretaría de Marina, Coordinación Nacional Antisecuestros, Centro Nacional de Inteligencia, Fiscalía Especializada en Materia de Delincuencia Organizada, Agencia de Investigación Criminal “por el apoyo interinstitucional en los esfuerzos de búsqueda”.

Previamente, en conferencia de prensa, el general de brigada de la 41 zona militar, Vicente Pérez López, informó que las dos mujeres fueron agredidas y privadas de la libertad de manera violenta en una casa de un fraccionamiento privado ubicado en la zona exclusiva de marina de Puerto Vallarta.

Detalló que las agentes “no realizan trabajo de campo sino que son una pedagoga y una trabajadora administrativa que estaban de vacaciones”.

El militar dijo que tanto la Guardia Nacional como el Ejército mexicano desplegaron un operativo de búsqueda por tierra y aire por la zona de Bahía de Banderas, que abarca diversos municipios costeros de los estados de Jalisco y el vecino Nayarit, para intentar encontrar a las dos mujeres con vida.

Además, anunció que reforzarán a los 400 militares que llegaron a Puerto Vallarta tras un operativo donde fue abatido Saúl “N” alias “El Chopa”, presunto miembro del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), y fue detenido su escolta Moisés “N”, el pasado fin de semana.

El pasado viernes, personal de la Guardia Nacional sufrió una agresión con armas de fuego proveniente de un vehículo particular que fue repelida y después de varios minutos el agresor descendió del automóvil en el que viajaba con “una herida por proyectil de arma de fuego” y murió en un hospital horas después.

“El Chopa” era señalado como presunto responsable intelectual del asesinato del exgobernador de Jalisco (2013-2018), Aristóteles Sandoval, en diciembre de 2020 en el baño de un restaurante en Puerto Vallarta.

Más de una decena de empleados del lugar recibieron condenas por encubrimiento, pero el hombre y la mujer considerados autores materiales del caso escaparon.

De acuerdo con las investigaciones, Saúl “N” se habría reunido ese mismo día con José Manuel “N”, dueño del bar donde el exmandatario fue asesinado.

Según la información dada a conocer por la Sedena el pasado sábado, además de estar vinculado con el homicidio, “El Chopa” coordinaba las finanzas del jefe del CJNG, así como el abastecimiento de armamento y equipo táctico a las células delictivas con presencia en los estados de Jalisco, Michoacán, Guanajuato, Zacatecas y San Luís Potosí.

Jalisco es uno de los seis del total de 32 estados que concentran la mitad de los homicidios dolosos del país.

México registró 33.308 homicidios en 2021 después de los dos años más violentos de su historia, bajo el mandato del presidente Andrés López Obrador, con 34.690 víctimas de asesinato en 2019 y 34.554 en 2020.