El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, acusó este jueves a "algunos belgas" de dar más importancia a continuar las relaciones comerciales con Rusia. FOTO: EFE/EPA/STEPHANIE LECOCQ.

Bruselas, 31 mar (EFE).- El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, acusó este jueves a “algunos belgas” de dar más importancia a continuar las relaciones comerciales con Rusia, y en particular el comercio de diamantes a través de la ciudad de Amberes, que a tomar medidas contundentes para apoyar la lucha ucraniana.

“Hay personas para las que los diamantes rusos que a veces se venden en Amberes son más importantes. Para quienes aceptar barcos rusos en sus puertos y para quienes los ingresos de estos barcos son más importantes que nuestras luchas”, dijo el presidente Zelenski en una intervención ante el Parlamento federal belga.

“La paz es más valiosa que los diamantes y los acuerdos con Rusia, que los barcos rusos en los puertos, que el petróleo y el gas rusos. ¡Ayudadnos!”, añadió el presidente de Ucrania.

Zelenski valoró la ayuda militar y humanitaria de los belgas, pero lamentó que ni en Bélgica ni en el resto de los países europeos “nadie tenga la suficiente valentía de ayudarnos a detener la catástrofe”.

“Les pregunto a todos los europeos que me escuchan: ¿qué esperan estos defensores de Mariúpol, los defensores de todos los lugares donde se libran las batallas?”, indicó.

El presidente ucraniano recordó en particular las batallas de Ypres, localidad belga que sufrió grandes daños tanto en la Primera como en la Segunda Guerra Mundial.

En la primera contienda, las tropas alemanas liberaron varias toneladas de cloro que causó la muerte por asfixia o graves heridas a miles de soldados, lo que se considera el primer ataque químico de la guerra moderna. Y en la segunda, lo alemanes usaron por primera vez gas mostaza.

En ese sentido, Zelenski dijo que en su país se están librando “batallas no menos terribles que la de Ypres, quizás incluso peores en Mariúpol”.

“Aquí luchamos contra la tiranía que quiere dividir a Europa, que quiere destruir a aquellos para quienes la libertad es esencial”, dijo.

En ese contexto, reiteró su convencimiento de que algún día Ucrania formará parte de la Unión Europea, algo que consideró que también ayudará a los países europeos a defenderse de la “tiranía”.

DE CROO ABOGA POR “INTEGRACIÓN ECONÓMICA ACELERADA” DE UCRANIA

Tras Zelenski, al que los parlamentarios belgas aplaudieron largamente puestos en pie, tomó la palabra el primer ministro del Gobierno de coalición, Alexander De Croo, quien consideró que “Europa cometería un terrible error si hiciera esperar a Ucrania hasta el proceso formal de adhesión a la UE”.

“La adhesión es un proceso largo y exigente, y con razón. Así que necesitamos una solución más rápida y directa. Una integración económica acelerada de Ucrania y Europa”, abogó el político liberal belga, que citó también la posibilidad de que Ucrania se beneficie del programa Erasmus para estudiantes.

De Croo alabó a Zelenski y a su pueblo por la lucha que están dando por la supervivencia de Ucrania y por “nuestros valores comunes de libertad y democracia”.

Frente a la petición de ayuda militar por parte de la OTAN, el primer ministro justificó la falta de respuesta a la petición ucraniana de establecer una zona de exclusión aérea.

“Seamos claros: esto significaría derribar aviones rusos y desencadenar así una escalada que podría derribar a toda Europa. Habría aún más víctimas, la guerra se extendería y estaríamos más lejos de una solución. La OTAN no es parte en este conflicto”, dijo De Croo, que dijo entender la “frustración” de Zelenski y que Bélgica ha elegido su “bando” y seguirá “apoyando a Ucrania”.

“El apoyo político, infligiendo altos costes económicos a Rusia. Apoyo diplomático, aislando a Rusia. Apoyo militar y humanitario, acogiendo a las personas que huyen de los misiles y las bombas rusas”, detalló De Croo.

El belga es el decimoquinto Parlamento al que se dirige Zelenski desde que comenzó la guerra en Ucrania el 24 de febrero y previamente pronunció discursos personalizados ante los Legislativos de Estados Unidos, Francia, Alemania, el Reino Unido y el Parlamento Europeo. Esta mañana, estuvo por videoconferencia en los Parlamentos de Australia y de Países Bajos.