Miami, 28 mar (EFE).- La Fiscalía de Venezuela está investigando si la empresa constructora portuguesa Teixeira Duarte pagó “decenas de millones” a funcionarios venezolanos a cambio de un contrato para modernizar y operar el puerto de La Guaira, informó este lunes el diario El Nuevo Herald de Miami.

“Las denuncias introducidas ante el ministerio público del régimen de Nicolás Maduro acusan a la empresa de construcción portuguesa Teixeira Duarte de pagar fondos, lavados a través de empresas ficticias, a funcionarios venezolanos a cambio de contratos para ampliar el Puerto de La Guaira, construir una autopista y operar por 20 años el puerto marítimo”, señala el diario.

La investigación no ha dado lugar por ahora a acusaciones, de acuerdo con la información “exclusiva” de El Nuevo Herald.

El diario afirma que algunos de los funcionarios investigados residen en EE.UU.

El Nuevo Herald trató sin éxito de obtener alguna reacción del empresario Jorge Hernández Fernández, dueño del equipo de baloncesto profesional Los Guaros de Lara, quien supuestamente es “una figura central en el presunto esquema de corrupción”.

El abogado suizo Cedric Aguet, quien representa a Hernández, y la firma constructora portuguesa tampoco respondieron a los pedidos de comentarios del diario.

“Las denuncias, respaldadas por documentos proporcionados a los fiscales, acusan a Hernández de desempeñarse como facilitador de las concesiones, sirviendo de intermediario y organizando tramos de la operación, incluyendo los pagos a él mismo y a los funcionarios a través de empresas ficticias antes de molestarse al sentirse estafado por millones de dólares”, dice la información.

Los fiscales venezolanos cuentan con una carta confidencial fechada en 2017 en la que Aguet expuso a Teixeira Duarte “el alcance del supuesto esquema” y está respaldada por otros documentos y testimonios del abogado venezolano Vicente Muñoz, quien es uno de los denunciantes e investigó por si mismo el asunto después de sentirse “estafado” en otro negocio con Hernández, dice el diario.

Según El Nuevo Herald, el abogado suizo afirma en esa misiva que Hernández tiene un acuerdo que le otorga el 6 % de todos los ingresos del proyecto portuario, lo que se traduce en millones de dólares aún impagos, y amenaza con ir a las autoridades si no saldan la deuda.

De acuerdo con las declaraciones brindadas a las autoridades por Muñoz, Hernández y representantes de Teixeira Duarte en Venezuela, entre otros, “procedieron a sobornar a funcionarios al servicio del Estado venezolano y de la empresa BOLIPUERTOS S.A., en lo que se refiere al proyecto de construcción y remodelación del Puerto de la Guaira, utilizando para ello (?) sociedades offshore a cargo de terceros”.

La expansión del puerto, que incluyó la construcción de una nueva terminal y de otros edificios, culminó en 2015.

Los documentos obtenidos o examinados por el Herald, que también están en poder de los fiscales, alegan que Teixeira Duarte pagó decenas de millones a través de “empresas de maletín” creadas específicamente con ese fin, varias de ellas en Panamá.

Una de esas empresas, Perluce Trading Limited, con sede en Malta, desempeñó “un papel clave en el supuesto esquema, recibiendo pagos por servicios a Teixeira Duarte que nunca se prestaron”, según la carta enviada por el abogado suizo y entregada a los fiscales.