La Habana, 18 mar (EFE).- Un nuevo hotel de lujo de grandes dimensiones del grupo indonesio Archipielago International abrió este jueves sus puertas en La Habana, en un complejo momento para el sector turístico de la isla.

El Grand Aston La Habana, con 600 habitaciones y frente al icónico Malecón habanero, se enclava en el barrio de El Vedado, informó la compañía en su sitio web.

Las instalaciones, con toques del sudeste asiático, incluyen una piscina infinita, spa y una selección de bares y restaurantes, algunos en la planta 25.

Como es modelo habitual en Cuba, el estado es propietario del hotel, que gestiona Archipielago International.

Este grupo hotelero, el mayor del sudeste asiático, está llevando a cabo una agresiva expansión en el Caribe. En Cuba administran ya tres hoteles y pretenden abrir este año otros dos, además del Grand Aston La Habana, incluido uno en Varadero.

La empresa, la primera hotelera del sudeste asiático, cuenta con 200 propiedades y proyectos, con más de 30.000 habitaciones en total, según sus propios datos.

EFE/Yander Zamora.

El sector turístico cubano, como el global, atraviesa un complejo momento a causa de la pandemia. A esto se suman en la isla los efectos de la crisis económica.

Cuba recibió el año pasado 573.944 los viajeros internacionales, un 60 % menos que en 2020, según la Oficina Nacional de Estadística e Información (ONEI).

Pese a ómicron y la guerra en Ucrania -que ha hecho desplomarse en marzo el turismo ruso- el Ministerio de Economía y Planificación (MEP) estima que este año se logrará el objetivo de los 2,5 millones de visitantes internacionales.

El sector turístico es el segundo que más aporta al producto interno bruto (PIB) y el segundo que más divisas internacional reporta.