México, 17 mar (EFE).- Una joven mexicana de 23 años que fue presuntamente víctima de trata de personas busca recuperar a sus dos hijos, que permanecen en paradero desconocido después de que su tratante y padre de los niños fuera detenido en noviembre pasado, y por ello presentó este miércoles una queja ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos del céntrico estado de Tlaxcala.

La víctima, de iniciales E.C.C., presentó dicha queja en la instancia a través de su abogado contra una agente del ministerio público que dos meses después de haber iniciado la carpeta de investigación por el delito de violencia familiar en contra de los dos menores “no había realizado diligencia alguna”, según el documento consultado por Efe.

Según la queja, cerca de dos meses después de haber recibido la carpeta, esta estaba extraviada.

Días después se le garantizó a la familia de la víctima y a la víctima que se realizarían las diligencias pertinentes, “pero no se obtuvo ningún resultado adyacente a las investigaciones”, se expuso en el documento.

El 11 de enero de 2022 se solicitaron actos de investigación y copias pero hasta el momento no han recibido nada.

Ante esto, el abogado de la mujer solicitó que se realice una investigación exhaustiva para conocer el estado psicológico y físico de los menores y el trato que se les está dando.

Y lo más importante, según comunicó a Efe la familia, solicitaron que se realicen las investigaciones necesarias para dar con el paradero de los hijos, e incluso se ponga en marcha una alerta de desaparición si fuera necesario.

El abogado a cargo del caso informó a Efe que en la Comisión Estatal de Derechos de Tlaxcala le manifestaron que le notificarán para ratificar la queja en aproximadamente 10 días.

La víctima tenía casi 18 años cuando conoció al padre de sus hijos y, después de presentar a las familias, se fueron a vivir juntos en Tlaxcala.

Tras seis meses ella quedó embarazada y solo 20 días después de dar a luz a gemelos, su pareja, de iniciales J.F.B.L., la obligó presuntamente a comenzar a ejercer la prostitución en la Ciudad de México pero también en Tlaxcala cuando iba a verlo a él y a los niños.

Durante tres años la joven fue víctima de trata y obligada a prostituirse viviendo lejos de sus hijos y rodeada de los familiares del presunto tratante, cuyos hermanos hacían, según indicaron los familiares de la joven, lo mismo que él con sus esposas.

Pero después de tanto tiempo, en el que los familiares de la mujer desconocían lo que estaba sucediendo, ella llamó a su madre y esta puso una denuncia, gracias a la que las autoridades pudieron rescatarla.

El 9 de noviembre J.F.B.L. fue detenido y llevado a prisión como medida cautelar. Pero los hijos de ambos permanecen en paradero desconocido después de que la familia de la mujer supiera que estaban con la abuela paterna, de iniciales R.L.G., quien según la familia de la víctima trabaja en una escuela, lo que puede suponer un riesgo para otras niñas y mujeres.

Ahora el abogado de la familia pide que, dado que hay abierto un caso de violencia de género por el que el presunto culpable permanece privado de su libertad, la custodia le sea otorgada a la joven, situación para la que es necesario primero encontrar a los gemelos.