Ciudad de México, 9 mar (EFE).- La inflación subió en febrero en México hasta el 7,28 %, manteniéndose en niveles no vistos en 20 años, impulsado por el alza de los pecuarios y energéticos previo al impacto que previsiblemente tendrá la guerra en Ucrania en los precios a nivel mundial.

La tasa de inflación mexicana alcanzó en febrero el 7,28 % interanual tras un aumento de los precios en el segundo mes del año del 0,83 %, informó este miércoles el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

“La inflación mensual de febrero fue la mayor para un mes igual desde el año 2000”, dijo a Efe la directora de análisis económico del Banco Base, Gabriela Siller.

En febrero de 2021, hace justo un año, hubo un aumento mensual del 0,63 % en el índice de precios al consumidor (IPC), con lo que la inflación quedó entonces en el 3,76 %.

El dato anual de febrero supone también un ligero aumento frente al de enero, cuando la inflación quedó en un 7,07 % interanual.

Y se mantiene en la línea del cierre de 2021, cuando el alza en los precios al consumidor fue del 7,36 %.

El nivel de inflación es parecido al estadounidense —del 7,5 % en enero—, de España —del 7,4 % en febrero— y de otros países de la región como Colombia —8,01 % interanual— en el segundo mes del año.

AGROPECUARIOS Y ENERGÍA

El índice de precios subyacente, considerado un mejor parámetro para medir la carestía general porque elimina artículos de alta volatilidad en sus precios, aumentó el 0,76 % mensual y dejó la tasa anual en el 6,59 %,

En este grupo se destacó el alza mensual de las mercancías, 0,96 %.

“La inflación subyacente, que se considera la inflación medular de la economía y que además determina la trayectoria en el mediano y largo plazo de la inflación general, lleva 15 meses consecutivos subiendo. Esto no se veía desde agosto de 1985 a diciembre de 1986, cuando durante 17 meses consecutivos la inflación subyacente subió”, puntualizó Siller.

Mientras que la partida de no subyacentes aumentó un 1,04 % mes contra mes y aumentó un 9,34 % interanual.

En este grupo sobresalió el alza mensual de los energéticos, del 1,74 %, y de los pecuarios (ganaderos) del 1,91 %.

LOS PELIGROS DE LA GUERRA EN UCRANIA

La guerra en Ucrania tras la invasión rusa hace dos semanas ha causado un enorme nerviosismo en el mundo y podría impactar también en México ante la posible falta de materias primas y el consiguiente alza de precios en ciertos insumos.

“Se espera que la inflación siga al alza, más ahora con el efecto de la guerra, que ha ocasionado incrementos en los precios de las materias primas, particularmente de los granos y de los energéticos y también ha ocasionado mayores disrupciones en las cadenas de suministro”, indicó la experta.

Siller dijo que, de continuar la guerra y sus impactos mundiales, la inflación podría cerrar en México entre el 8 % y el 8,5 %.

De momento, puntualizó, la expectativa de Banco Base es que los precios al consumidor terminen 2022 con un alza del 5,5 %, aunque esta proyección se podría revisar al alza.

Pese al escenario mundial, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, reiteró este miércoles que la crisis del petróleo no afectará al país.

“No, a nosotros no nos va a afectar porque, como comentamos ayer, en el balance tenemos un saldo positivo. En el balance entre lo que aumenta el precio del petróleo crudo con el aumento del precio en las gasolinas”, dijo en su rueda de prensa matutina.

Los precios al consumidor cerraron 2021 con una subida del 7,36 %, un nivel no visto en dos décadas, debido a la preocupante alza de insumos básicos como los agropecuarios o la energía.

La inflación de 2020 cerró en un 3,15 %, mientras que en 2019 la inflación fue del 2,83 % y en 2018 los precios al consumidor se elevaron un 4,83 %.

Los precios al consumidor escalaron hasta el 6,77 % a finales de 2017, la tasa más alta desde 2000, que fue motivada por un alza en el precio de los combustibles.