Luego de dos años de la denuncia, la negativa en la Universidad Nacional Autónoma de México para investigar y unas medidas de protección que duraron 30 días. FOTO: SEM MÉXICO.

México, febrero (SEMlac).- Luego de dos años de la denuncia, la negativa en la Universidad Nacional Autónoma de México para investigar y unas medidas de protección que duraron 30 días, podría quedar sujeto a proceso el abogado Eduardo López Betancourt, presidente del Tribunal Universitario de la Universidad Nacional Autónoma de México, acusado de acoso sexual agravado y sexual y tratos crueles, inhumanos y degradantes.


El funcionario de la UNAM, también defensor del senador de Morena Félix Salgado Macedonio – acusado de violación-, de la misma manera que su defendido, durante esos 24 meses ha negado los cargos, como falsos, dice que no hay pruebas, señala que es un asunto “político”, ello pese al expediente, C.I. FIEAE/D/UI-1CD/0057/07-2020-D01, las declaraciones públicas de la víctima y la intermitente difusión del caso.


La estudiante de posgrado Lourdes “N”, luego de recurrir a varias instancias, lo que llamó un peregrinar para no hacerle justicia, algunas las de la máxima casa de estudios, denunció a Eduardo López Betancourt por actos de acoso sexual ante la Fiscalía Especial para los Delitos de Violencia contra las Mujeres y Trata de Personas (Fevimtra), al comienzo de la pandemia. Pero finalmente se ha llegado a este punto.


Al cierre de esta edición, se informó que la audiencia se realizaría en el Reclusorio Norte de la Ciudad de México y en ella el Ministerio Público Federal señalaría los pormenores del expediente y las denuncias contra el jurista.


Fue la Fiscalía General de la República la que solicitó a un juez de control realizar la audiencia, para imputarlo o no, y si lo hacía, esa representación podría solicitar su vinculación a proceso.


Las acusaciones para el Presidente del Tribunal universitario señalan presuntos delitos de hostigamiento sexual y tratos crueles, inhumanos y degradantes. El expediente fue aceptado y por ello se estableció la fecha de audiencia inicial por parte del juez de control Gustavo Aquiles Villaseñor.

Más de dos años de peregrinar
La información pública y de medios del caso revela que para llegar a esta audiencia hubo muchos obstáculos. Una y otra vez los hechos narrados por la estudiante de postgrado se desestimaron, se los envolvió como de interés político, ya que ella está relacionada sentimentalmente con un exdiputado de Morena.


De acuerdo con la denuncia, a la que tuvo acceso el periodista Humberto Padgett, de grupo Radio Fórmula, Eduardo López Betancourt habría acosado a Lourdes “N” en octubre de 2019, antes de entrar a clases en la Facultad de Derecho.


Todos estos meses, el presunto responsable hizo intentos por apaciguar las cosas con la alumna, a la cual tachó de mentirosa. El actual abogado de Félix Salgado Macedonio, le dijo: “Tienes muy buenas nalgas para estar en mi cama y no para andar de revoltosa; ¡pinches viejos por eso las matan!”, narra Lourdes “N” en su queja.


El jurista ha negado los cargos de abuso y acoso sexual que investiga la Fiscalía General del Estado, pero Eduardo López Betancourt sostiene que las acusaciones de la “pinche vieja” que lo acusa son falsas y que no hay pruebas de denuncia alguna, pese al expediente C.I. FIEAE/D/UI-1CD/0057/07-2020-D01 que obra en poder de la Fiscalía General de la Ciudad de México, que, por tratarse de un funcionario de la UNAM, no se encargó del asunto.


La queja fue hecha pública por la denunciante, durante varias ocasiones en radio y televisión. Se ha difundido que ella es esposa del diputado federal suplente de Morena Javier Uriel Aguirre. Ella hizo su denuncia públicamente y habló de los delitos de violencia de género, extorsión y amenazas de muerte, durante evento cultural celebrado el 11 de febrero de 2020 en el auditorio Jacinto Pallares, de la Facultad de Derecho de la UNAM.

Las contradicciones y el contexto en la UNAM
La denuncia de Lourdes “N”, por primera vez, fueron hechas en un foro universitario y en medio del ascenso de los tendederos y la movilización de las jóvenes universitarias.


Cuando fue nombrado presidente del Tribunal universitario en febrero de 2019 dijo que las denuncias de las jóvenes no prosperan.
Al ser nombrado, expresó que se abocará a la defensa de los valores universitarios y la autonomía de la institución. “Será bienvenida la perspectiva de género”, agregó.


(https://www.gaceta.unam.mx/renuevan-la-presidencia-del-tribunal-universitario/)
El 6 de diciembre de 2019, en pleno auge de los paros en facultades de la UNAM se dijo:


El presidente del Tribunal Universitario de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Eduardo López Betancourt, afirmó que las denuncias por violencia de género en la institución no prosperan ni llegan a la máxima instancia debido a la complicidad entre directivos y profesores, así como otros “intereses creados”.


“Por parte de autoridades universitarias en coordinación con las oficinas jurídicas de cada escuela disuaden, amenazan y presionan a quien presenta una denuncia contra un profesor”, dijo López Betancourt en un comunicado de ese sábado.


En su página de Facebook, el presidente del Tribunal Universitario señaló que hay profesores de la UNAM acusados de violencia de género que son protegidos por directores de escuelas, facultades y agrupaciones sindicales, y que las denuncias no llegan hasta el organismo que dirige, encargado de imponer sanciones según la legislación universitaria.


Tras lo cual, la UNAM señaló: Ante las declaraciones de López Betancourt en redes sociales y medios de comunicación, el 6 de diciembre la UNAM emitió un comunicado en el que “manifiesta su total desacuerdo con los señalamientos expresados” sobre la atención que se otorga a las denuncias sobre violencia de género.”


Sin embargo, López Betancourt afirmó que la UNAM no está facultada para aplicar sanciones y no se encuentra dentro de la estructura del Tribunal que “de acuerdo con la legislación universitaria, es la instancia máxima para conocer y juzgar las conductas indebidas de académicos, alumnos y trabajadores, con sanciones que pueden ir desde la amonestación hasta la expulsión definitiva”.


El decano de la facultad de Derecho dijo que durante el 2019 no ha emitido una sola sanción contra profesores y trabajadores señalados por acosar u hostigar sexualmente a alumnas y alumnos.


López Betancourt consideró que el comunicado de la UNAM advierte sobre su “eventual destitución”, como parte de un proyecto para fortalecer la representación de mujeres en el Tribunal Universitario, aunque acusó que hay un menosprecio hacia este órgano por parte de las autoridades universitarias.


Se defiende y sabe por qué
https://www.proceso.com.mx/media/2020/02/e2.jpg


“No me intimidan las amenazas. Lamentablemente mi eventual destitución es lo menos importante frente a la magnitud del problema”, afirmó.


Complicidad e ‘intereses’ en la UNAM frenan denuncias por violencia de género: Tribunal Universitario
AQUI DOS ENTREVISTAS DIRECTA https://www.alainet.org/es/articulo/203891


Acoso: Tribunal denuncia impunidad en la UNAM
4 de marzo de 2020
El único paro de mujeres por la violencia de género que es impedido en las facultades de la UNAM es el de la Facultad de Derecho, donde por mayoría el estudiantado lo impide y el profesorado también, de manera directa, y lo presentan como un logro de la democracia.
https://www.elsoldemexico.com.mx/tags/temas/facultad-de-derecho#!
7 de marzo de 2020 TIENE QUE DAR RESPUESTA POR DENUNCIA
https://www.elsoldemexico.com.mx/metropoli/cdmx/rechaza-acusaciones-el-presidente-del-tribunal-universitario-4937298.html
En entrevista dice que él la demandó ya por daño moral y rechazó que tenga alguna denuncia en su contra presentada ante la Fiscalía General de la República (FGR) que lo involucre por los delitos de violencia de género, extorsión y amenazas de muerte, en agravio de una alumna de posgrado de la Facultad de Derecho.


Dijo que solicitó a la FGR le informe si hay alguna demanda en su contra, ya que “la supuesta denuncia no es otra cosa que un burdo montaje orquestado por el director de la Facultad de Derecho, Dr. Raúl Contreras Bustamante quien se confabuló con una estudiante de posgrado (que nunca ha sido mi alumna) para desacreditarme. La cronología de los hechos desenmascara por sí misma esta farsa.


Qué se puede desprender de su defensa
En todas sus entrevistas y argumentos reitera los estereotipos discriminatorios que todo operador de justicia debe omitir:
Sobre el tiempo para denunciar “si los hechos ocurrieron en octubre de 2019 por qué denuncia en febrero de 2020”
Que es una mentirosa es “fantasioso y ridículo”.


Que tiene intereses políticos detrás que la manipulan, como que en realidad son los intereses del actual director de la Facultad de Derecho, quien quiere dañarlo, porque su esposo es de un partido político.


“Por eso luego las matan” Una clara amenaza pública que pasa desapercibida para la mayoría y que no se nombra como amenaza.
También ha negado conocerla.


https://i1.wp.com/www.acapulco.press/wp-content/uploads/2021/04/Lourdes-Acoso-UNAM-1.png?resize=375%2C360&ssl=1
Lourdes “N”, durante evento cultural celebrado el 11 de febrero de 2020 en el auditorio Jacinto Pallares, de la Facultad de Derecho de la UNAM.


Lourdes “N” Por ella misma
Lourdes “N”, en realidad Lourdes Ojeda – como se presentó en una entrevista en Milenio Noticias, señaló que conoce a Eduardo López Betancourt desde que ella era estudiante de la Facultad de Derecho y él profesor, tiempo en el que la acosó; dijo que no denunció por vergüenza, por pena, porque es una mujer casada y con hijos.


En una entrevista con EL UNIVERSAL, dijo el decano de la Facultad de Derecho buscó insistentemente en desacreditar las denuncias en su contra.


De su peregrinar narró que, en octubre de 2019, ya había exigido la destitución de su cargo en la presidencia del Tribunal Universitario, al señalar que, durante su gestión como funcionario del gobierno de Guerrero en 1995, ocurrió la matanza de Aguas Blancas de la cual lo responsabilizó y por ello, dijo, es una persona non grata que no debe ocupar ese cargo en la UNAM.


Aseguró que “Yo no soy una mujer manipulable, soy libre pensadora y siempre he sido activista de las causas nobles. Fue desde 1999 cuando el señor me empezó a acosar y yo entonces no conocía a ningún político”.


“Por vergüenza, por pena porque soy una mujer casada y con hijos me callé, pero no pienso hacerlo más porque el hombre no tiene límites. Me está discriminando y diciendo que estoy actuando bajo otra persona, pero eso no es verdad”.


Explicó que la razón de haber esperado para exigir la destitución de López Betancourt por la matanza de Aguas Blancas ocurrida hace 25 años, y denunciarlo por acosarla sexualmente cuando era estudiante hace 20 años, es porque se había mantenido alejada de la universidad y porque como madre de familia y esposa se sentía avergonzada de los comentarios de índole sexual que, asegura, le hizo el presidente del Tribunal Universitario.


También narró ingresó un documento a la Rectoría de la UNAM en el que señalaba que López Betancourt es una persona non grata y que no debería seguir ocupando el cargo de presidente de Tribunal Universitario.


En un documento fechado el 17 de octubre de 2019, la abogada pedía su destitución del cargo, en un documento enviado al rector Enrique Graue Wiechers, luego de señalar que su actuación como funcionario de Gobierno del estado de Guerrero, primero como Procurador de Justicia y luego como secretario de Gobierno durante la administración de Rubén Figueroa, “es un pasado rojo y más que rojo, muy oscuro” al acusarlo de ser participe en la matanza de Aguas Blancas en 1995.


Lo que pasa en la UNAM
La gran responsabilidad de las universidades para formar en derechos humanos y perspectiva de género. Es evidente que en dicha facultad no se ha incorporado la perspectiva de género. Es notorio que en el perfil de dicho funcionario el eje es derecho y pedagogía….


Es Licenciado en Derecho, Maestro en Educación Cívica y Social, Maestro en Historia, Doctor en Pedagogía, Doctor en Historia y Doctor en Derecho.


Ha sido Profesor de la Escuela Normal Oral, de la Escuela Nacional Superior de México, de las Facultades de Filosofía y Letras (Colegio de Historia y Pedagogía), de Psicología (Lógica Simbólica y Filosófica de las Ciencias) y de la Escuela para Extranjeros de la Universidad Nacional Autónoma de México.


Se ha desempeñado como Jefe de Clases de Civismo en Escuelas Secundarias del Distrito Federal.


Ha creado las siguientes cátedras: Sistema Educativo Nacional (Facultad de Filosofía y Letras, UNAM), Historia de las Constituciones Políticas del siglo XIX (Facultad de Filosofía y Letras, UNAM), Delitos Especiales, Teoría Pedagógica y Didácticas de la Enseñanza del Derecho (Facultad de Derecho, UNAM).


Es autor de 34 obras jurídicas y 15 de denuncia. Es crítico asiduo de los malos sistemas políticos. Su valor civil, ha sido motivo de persecuciones y descalificaciones
Actualmente es Profesor de Carrera por Oposición, en la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional Autónoma de México, y es Miembro (Nivel I) del Sistema Nacional de Investigadores (CONACYT).


Las autoridades omisas y él involucrado con Félix Salgado Macedonio.


Las autoridades relacionadas a los hechos y con carácter académico que es donde se desarrolla dicho funcionario no han actuado. Sólo las instancias penales:


No es posible que la UNAM lo mantenga como profesor y que el Conacyt no inicie una investigación.


“Por eso las matan”, profesora denuncia a funcionario de la UNAM; es una infamia, responde

Durante el proceso electoral, momento en que se presentaron varias denuncias contra Félix Salgado Macedonio, éste recibió el apoyo de diversos hombres y mujeres, entre ellos el propio presidente de la república, las dirigencias de su partido Morena y de mujeres de su partido. Este hecho motivó una campaña en redes sociales en donde el eje era, “Rompa el pacto”.


El pacto patriarcal. En general quienes defienden a violentadores sexuales han ejercido o son cómplices de una cultura que sostiene la violencia sexual como parte de los privilegios masculinos para sostener una cultura de discriminación contra las mujeres.


López Betancourt, oriundo de Iguala, Guerrero, y presidente del Tribunal universitario fue denunciado el 13 de febrero del 2020.
Actualmente, López Betancourt también es profesor de la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional Autónoma de México. Lourdes Ojeda Serrano, fue directora Jurídica de la comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados.


https://noticias.imer.mx/wp-content/uploads/2021/03/IMER_UNAM_paro_240321.jpg
La Fiscalía de la CDMX y la UNAM FRENTE AL CASO
El 25 octubre de 2020 la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJ-CDMX) concedió a Lourdes Ojeda Serrano medidas de protección en el presunto caso de acoso sexual cometido por Raúl Eduardo López Betancourt, presidente del Tribunal Universitario de la UNAM.


Sólo aprobó “otorgar en favor de la denunciante la medida de protección consistente en código de atención Ciudadana por un lapso de 30 días naturales a fin de obtener su debida implementación (…) gírese oficio al secretario de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México para que dé cumplimiento al acuerdo”. Publicó la revista Proceso.


La Fiscalía consideró como improcedente otorgar una orden de restricción y un apercibimiento para que el presidente del Tribunal Universitario evite conductas de agresiones contra la víctima.

La denunciante explicó que debió recurrir a autoridades judiciales, externas de la UNAM ante la inacción del rector de la UNAM, Enrique Graue, frente a su denuncia, que el acusado Eduardo López Betancourt, calificó de “politizado”.


López Betancourt, escribió varias cartas que hizo pública, donde se defiende, y sostuvo que la acusación provenía de un tema político, toda vez que el grupo de los ultras, cuya mano detrás era Alfonso Ramírez Cuéllar, quien desea intervenir en la Universidad usando a la estudiante de postgrado.


La denunciante, inquirió si “¿Por ser esposa de… no puedo denunciar a un profesor?” reclamó al señalar que hasta esa fecha de 2020 no había recibido respuesta del rector de la UNAM.