La coalición militar árabe liderada por Riad que interviene en el conflicto yemení bombardeó la pasada noche un edificio del Ministerio de Comunicación de los rebeldes hutíes en Saná. FOTO: EFE/EPA/YAHYA ARHAB.

Riad/Saná, 14 feb (EFE).- La coalición militar árabe liderada por Riad que interviene en el conflicto yemení bombardeó la pasada noche un edificio del Ministerio de Comunicación de los rebeldes hutíes en Saná tras acusar a estos de utilizar sus instalaciones para controlar aviones no tripulados con explosivos lanzados contra Arabia Saudí.

La alianza aseguró en una nota reproducida por la agencia oficial de noticias saudí, SPA, que sus cazabombarderos destruyeron la pasada madrugada “un sistema de comunicaciones utilizado para operar estaciones de comunicaciones avanzadas para controlar drones”, sin dar a conocer detalles sobre el objetivo atacado.

Sin embargo, el canal de televisión Al Masira, afiliado a los hutíes, afirmó que se trata de un edificio en desuso de la compañía de telecomunicaciones internacionales yemení, TeleYemen, situada en el interior del complejo del Ministerio de Comunicaciones en la capital del Yemen, controlada desde 2014 por los rebeldes.

El medio, que no informó de si la agresión causó o no alguna víctima, señaló que solo contenía equipo viejo y abandonado, ya que TeleYemen opera actualmente desde una nueva sede en el centro de Saná.

En un comunicado previo al bombardeo, la coalición acusó a los hutíes de utilizar las sedes de algunos ministerios para lanzar ataques contra Arabia Saudí y anunció que iba a destruir uno de estos sitios relacionados con el ataque del pasado jueves con un dron contra el aeropuerto de Abha, en el sur de ese país, que dejó doce heridos.

La alianza militar liderada por Riad indicó que antes de su acción “había llamado por teléfono al Ministerio de Comunicaciones para pedir que evacuen a los civiles de un sitio en Saná”.

La coalición árabe reanudó a finales de octubre los bombardeos contra Saná tras siete meses de pausa y estos se han incrementado desde que a mediados de enero los hutíes, un movimiento chií respaldado por Irán, lanzaron un ataque con drones y misiles contra Abu Dabi, capital de Emiratos Árabes Unidos, uno de los miembros de la alianza, que dejó tres muertos y seis heridos.