El excomisionado de la Policía Federal Facundo Rosas fue internado en un penal de máxima seguridad después de provocar un accidente vial en el que murió una mujer. FOTO: EFE/ Mario Guzmán.

Ciudad de México, 28 ene (EFE).- El excomisionado de la Policía Federal Facundo Rosas, cercano al exsecretario de Seguridad Genaro García Luna, fue internado en un penal de máxima seguridad tras ser detenido el jueves después de provocar un accidente vial en el que murió una mujer.

En las imágenes filtradas a los medios, se observa cómo el vehículo de Facundo Rosas arrolló y causó la muerte de una mujer transeúnte.

Rosas fue trasladado ante el Ministerio Público y, posteriormente, la Fiscalía capitalina lo entregó a la Fiscalía General de la República (FGR) al comprobarse que tenía pendiente una orden de detención por el caso de tráfico de armas conocido como Rápido y Furioso.

En un llamativo operativo, elementos de varios cuerpos de seguridad transportaron a Rosas por las calles de Ciudad de México hasta la Fiscalía Especializada en Materia de Delincuencia Organizada (Femdo)

En la tarde del jueves, el excomisionado fue trasladado del aeropuerto capitalino al Centro Federal de Readaptación Social número 11 de Hermosillo, en el norteño estado de Sonora, según reportan medios locales.

Preguntado sobre el tema, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dijo este viernes no tener “mayor información”.

Pero recordó que el operativo Rápido y Furioso, consistente en “introducir armas de contrabando, ilegales, que supuestamente iban a permitir tener información y detener a delincuentes en México”, fue un fracaso.

“Era la época en la que García Luna era secretario de Seguridad Pública y en vez de ser algo benéfico se convirtió en una tragedia”, agregó.

El presidente indicó que esta “investigación está abierta”, y Rosas formaría presuntamente parte de este polémico operativo, que ahora Estados Unidos también analiza.

¿QUIÉN ES FACUNDO ROSAS?

Rosas, de 56 años, es considerado uno de los hombres más cercanos de Genaro García Luna, que se encuentra preso y pendiente de juicio en Estados Unidos por supuestos vínculos con el narcotráfico.

Nació en el central estado de Puebla y comenzó su carrera en la vida pública en el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen).

En 1999, fue nombrado director general de Terrorismo en la Policía Federal Preventiva (PFP) y, tras una carrera ascendente, fue subsecretario de Estrategia e Inteligencia policial de la Secretaría de Seguridad Pública Federal durante la mayor parte de 2008.

A mediados de 2009 fue nombrado comisionado general de la hoy desaparecida Policía Federal, un cargo que ocuparía en 2012.

Posteriormente y hasta 2015, fue nombrado secretario de Seguridad Pública en el estado de Puebla, durante el Gobierno de Rafael Moreno Valle (2011-2017).

RÁPIDO Y FURIOSO

Entre 2009 y 2011, Rápido y Furioso fue una operación estadounidense para rastrear armas adquiridas por compradores ilegales hasta los cárteles mexicanos. Pero las autoridades perdieron la pista a miles de las armas, que acabaron siendo usadas en crímenes en ambos países.

A principios de enero, un juez federal mexicano libró órdenes de aprehensión en contra de siete personas por su participación en este operativo.

En un comunicado, la FGR informó que había obtenido órdenes de captura contra Genaro García Luna, exsecretario de Seguridad Pública Federal, y Luis Cárdenas Palomino, coordinador de Inteligencia de dicha Policía, ambos ya arrestados por otros casos.

García Luna, que fue secretario de Seguridad durante el Gobierno de Felipe Calderón (2006-2012), se encuentra detenido en una cárcel de Brooklyn (Nueva York) desde 2019 a la espera de su juicio ante una corte federal de Estados Unidos, acusado de narcotráfico y de aceptar sobornos de Joaquín “el Chapo” Guzmán.