Rogelia González Luis expuso que el allanamiento de su casa puede estar relacionado con la defensa de los derechos político-electorales de las mujeres indígenas que realiza en el estado de Oaxaca. FOTO: CIMAC NOTICIAS.

Ciudad de México.- La maestra zapoteca Rogelia González Luis expuso que el allanamiento de su casa, el pasado 13 de enero, puede estar relacionado con la defensa de los derechos político-electorales de las mujeres indígenas que realiza en el estado de Oaxaca.

En entrevista, la también fundadora de la organización “Grupo de Mujeres 8 de Marzo” expuso que desde el año pasado alertó que en 2022 se incrementarían los casos de feminicidio porque muchos de los gobiernos municipales que se renovaron en el estado están vinculados con la narco-delincuencia y la narco-política, pero no imaginó que ella seria una de las víctimas.

El 13 de enero un grupo armado irrumpió en su casa en el municipio de Juchitán de Zaragoza, en el estado de Oaxaca, golpeó a su nieto y los hombres dijeron que iban por ella. Después de los hechos, la Fiscalía local se comunicó con la maestra y abrió una investigación que sigue en curso. Además, la Secretaría de Gobernación analiza si mantiene las medidas de protección que tenía la defensora.

“Las mujeres defensoras de los Derechos Humanos no nos hemos rendido, seguimos acompañando la defensa de mujeres víctimas de violencia de alto riesgo y el proceso de mujeres que recientemente son autoridades electas y que han sido víctimas de violencia política”, destacó.

Recientemente, en 2021, la también fundadora del grupo político Alianza Simona Robles, apoyó la campaña de la candidata a la presidencia municipal San Dionisio del Mar, Sonia Luis Gallego. “Ella fue atacada terriblemente por los caciques que siempre han gobernado y que siempre han decidido los candidatos que van a gobernar en esos municipios”.

La candidata ganó la elección pero recibió amenazas para no tomar protesta. Sin embargo, en octubre pasado el Tribunal Estatal Electoral de Oaxaca ratificó el triunfo de la también profesora Sonia Luis Gallegos, abanderada por la Coalición Va por México, conformada por el PRD, PRI, PAN, como presidenta municipal electa de San Dionisio del Mar.

“Los tribunales afortunadamente hicieron su trabajo a favor de las mujeres, de la maestra, y resolvieron a favor de la presidenta de San Dionisio del Mari y sancionaron a los agresores, quienes estuvieron presionando hasta un día antes de la toma de protesta a la presidenta municipal de retirar esas denuncias que había interpuesto”, recordó Gonzalez Luis.

“El patriarcado tiene muchas caras. Hemos visto que se transforma, a veces en quemar las oficinas, a veces en perseguirnos, a veces en usar vehículos polarizados para tratar de amedrentarnos, a veces con los ataques como lo hicieron ahora conmigo, con el propósito de que el miedo que puede sentir una persona de que hombres armados entren a su casa. Osea, el patriarcado tiene muchas caras y puede ser este ataque una de esas caras”, dijo.

La defensora expuso que el día que su casa fue allanada, personal del Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas acudieron a desinstalar los equipos de seguridad y monitoreo que tenían instalados en la Casa Refugio “China Yodo” que fundó porque al parecer ya no estaban en riesgo.

“Eso es un claro, ejemplo, si el Mecanismo dijo: no; la Junta de Gobierno dijo: le vamos a retirar las medidas a Casa Refugio porque ustedes no han tenido ninguna ataque, pero eso (un atentado) no avisa. Ahí está el ataque y así como pudieron haber entrado a mi casa pudieron haber entrado a Casa Refugio”, denunció.

“Este ataque que hoy viví, lo he vivido en otros momentos, cuando también he estado llevando casos graves de violencia contra las mujeres, a quienes afortunadamente les hemos salvado la vida. Lo que ha ocurrido es que este patriarcado no permite que las mujeres alcemos la voz, que acompañemos causas”.

En 2019, rememoró, una persona ingresó a su casa y  dijo que era de un cártel del narcotráfico. En esa ocasión ella estaba en su domicilio, pero logró escapar. En esta ocasión los cuatro hombres armados que amenazaron a su nieto se llevaron una computadora con información del trabajo que realiza la defensora.