Querétaro, 24 Enero 2022.- “Por el momento nosotros estamos a las expectativas de lo que nos indique la Secretaría de Educación en el estado. No nos han dicho nada del cierre. Estamos poniendo las medidas que nos competen y evitar estos contagios, que sí han estado, pero tratamos de ponerles remedio y seguimos trabajando”.

Así lo destacó la presidenta de la Federación de Escuelas Particulares del Estado de Querétaro, Cirenia Vázquez García, quien refiró que están a la espera de las indicaciones de las autoridades en relacion con la reactivación de clases presenciales en medio de la cuarta ola de casos de Coronavirus.

Sin embargo, la lideresa del sector reconoció que los padres de familia han tenido miedo de que sus hijos regresen a las aulas, por lo que la gran mayoría de las 55 escuelas agremiadas a este organismo comenzó con clases híbridas.

“Los papás, cuando ellos no se sienten seguros, o que ven contagios, sea por escrito o de manera verbal, hablan por sus hijos. Dicen simplemente prefiero que mi hijo escuche las clases de manera virtual, para evitar cualquier contagio”, comentó.

Vázquez García reconoció que se han dado casos positivos en instituciones afiliadas, pero descartó que sean producto de algún brote interno, o bien, que el contagio se haya dado en la escuela.

Por ello, confirmó la presidenta, las instituciones educativas particulares han determinado continuar con descuentos preferenciales en las colegiaturas, para seguir apoyando a las familias; y se ha mantenido el costo de las mismas, a pesar de las inversiones en equipamiento y técnico para las clases virtuales que han tenido que ejecutar.

Finalmente, Cirenia Vázquez indicó que entre el 80 y 90 por ciento de los profesores adscritos a alguna escuela privada ya cuentan con sus dosis correspondientes contra la pandemia; lo cual podría abonar a brindar mayor confianza a los padres de familia.

Además, aseguró que en este nuevo ciclo escolar, se incrmeentó la matrícula que se tenía registrada en 2021, entre alumnos que habrían sido dados de baja por situaciones económicas adversas en las familias; o bien, por considerarla una mejor opción por sobre la escuela pública.