las senadoras feministas ya expresaron su posicionamiento con respecto al historiador Pedro Agustín Salmerón, propuesto como embajador en Panamá y con acusaciones públicas por acoso y abuso sexual. FOTO: CIMAC NOTICIAS.

Ciudad de México.- Si bien la terna de los 15 nombramientos que hizo el presidente para representantes de México en el extranjero aún no llega al Senado para su ratificación, las senadoras feministas Martha Lucía Mícher Camarena, de Morena, y Patricia Mercado, de Movimiento Ciudadano, ya expresaron su posicionamiento –encontrado entre sí– con respecto al historiador Pedro Agustín Salmerón, propuesto como embajador en Panamá y con acusaciones públicas por acoso y abuso sexual.

Entrevistada por Cimacnoticias a propósito de la propuesta del Ejecutivo, la senadora de Movimiento Ciudadano, Patricia Mercado, dijo que aún hay una oportunidad para que el titular del Ejecutivo federal recule sobre su propuesta pero si llega al Senado, ella espera que la mayoría no ratifique el nombramiento.

“No podemos mandar a ningún país a un representante con ese nivel de acusaciones. Si bien existe la presunción de inocencia, entonces que empiece su proceso legal él mismo (de oficio) para que quede libre de culpa si así lo considera, si no, que sea sancionado y que se demuestre en juicio de lo que se le está acusando”, declaró la senadora.

Mercado reflexionó que un gobierno tiene por primera obligación creerle a las mujeres y, como medida cautelar, detener la propuesta para que, mientras es investigado, Pedro Salmerón no se convierta en embajador sino hasta que demuestre su inocencia a través de iniciar una querella para hacer valer su derecho a la presunción de inocencia. 

La también ex secretaria del Trabajo en la Ciudad de México, explicó que el movimiento feminista ha argumentado muchas veces sobre la importancia del testimonio de las víctimas, toda vez que en México impera una cultura que culpa a las mujeres; y recordó que la Suprema Corte de Justicia de la Nación determinó en una sentencia de 2019 sobre aborto para casos de violación que hay que creerle a las víctimas que, en este caso, su embarazo es producto de una violación. El máximo tribunal entonces determinó que la palabra de la víctima es suficiente para que las autoridades actúen y le presten algún servicio. 

“No es sólo lo que digamos las feministas sino que hay un planteamiento de la Corte sobre creer el testimonio de las víctimas”, explicó la senadora.

Por su parte, la senadora morenista María Lucía Micher Camarena a quien se buscó para conocer su postura pero por cuestiones de agenda rechazó la entrevista, aseguró a través de su cuenta de redes sociales, que las denuncias públicas de actos de presunto acoso sexual imputadas en las redes, en ningún momento han sido ni pueden ser descalificadas “pero sí deben ser consideradas un foco de alerta al momento de analizar la viabilidad de cualquier nombramiento”.

No obstante, acotó, “en tanto no existan denuncias formales o se acompañe a las víctimas a formalizar las acusaciones que han realizado de forma pública, las autoridades mexicanas y el propio Senado de la República tiene la obligación de apegarse al principio de presunción de inocencia”. 

De acuerdo con la senadora, “ello no implica que no se escuche a las mujeres que hacen las denuncias, sino que para tomar una decisión apegada a derecho, se necesitan resoluciones o documentos legales”.

Con esta opinión, la senadora, presidenta de la Comisión de Igualdad de Género en la Cámara alta, respaldó los dichos de López Obrador sobre que no desistirá de su propuesta hasta que no exista una investigación penal abierta, así como pruebas en contra del académico.

Es de recordar que ayer, cerca de cuatrocientas mujeres, organizaciones y colectivas feministas firmaron un posicionamiento que circularon en redes sociales para que el presidente, Andrés Manuel López Obrador, retire el nombramiento de Pedro Agustín Salmerón como embajador de México en Panamá, por las múltiples acusaciones públicas en su contra por acoso y abuso sexual.

También pidieron la Secretaría de Relaciones Exteriores no guardar silencio ante el hecho de que esta designación contradice su enunciada “política exterior feminista”, y llamaron al Senado a que, en caso de que el mandatario no retire su nombramiento, evite la ratificación de Salmerón en el cargo consular.

Una vez que la propuesta del presidente llegue al Senado, la Comisión de la Secretaría de Relaciones Exteriores, donde todas las bancadas están representadas, debe revisar el currículum de las y los postulantes, además de su historia de vida, luego deberán comparecer, y después regresarán la propuesta al Ejecutivo, quien envía nuevamente la propuesta al Senado pero para que esta vez sea revisada en el pleno, donde las y los senadores podrán emitir su juicio.