Nueva York, 18 ene (EFE).- La ciudad de Nueva York lanzó hoy su campaña de invierno llamada “Winter Outing” con cuatro semanas seguidas (hasta el 13 de febrero) de ofertas en hoteles, restaurantes, teatros y museos para atraer a un turismo con el mensaje de que “Nueva York está abierta”.

El nuevo alcalde Eric Adams fue el encargado de dar el pistoletazo de salida en una presentación en el emblemático rascacielos del Empire State Building, que se construyó en poco más de trece meses y representa por sí solo la capacidad de esta ciudad de salir adelante en momentos difíciles como el que ahora está viviendo con la pandemia del coronavirus, como recordó.

Más de 500 restaurantes se han unido a esta campaña donde ofrecen menús a 29, 39 o 49 dólares, mientras que los 22 teatros de Broadway -incluyendo aquí los famosos musicales como Aladino o El rey León- ofrecen una fórmula de “dos por uno”.

También se han sumado 134 hoteles de todas las gamas que ofrecen distintos descuentos, así como museos y salas de atracciones en general con precios especiales durante estas semanas, en una campaña que vive ya su tercera edición.

“El turismo es el corazón y el alma de esta ciudad, es la que permite que funcione la magia. ¿Para qué querría uno ir a otra parte?”, dijo el alcalde, que alabó la enorme diversidad étnica de todos los barrios de la ciudad: “Vamos a vender este producto que tenemos en nuestra ciudad”.

“¿Por qué diablos querrías ir a París? Mejor ven aquí, este es lugar donde hay que estar y que hay que disfrutar”, dijo el alcalde, y el mensaje de competencia con París fue luego repetido por varios de los asistentes, dirigentes de asociaciones de restaurantes, hoteles o teatros.

El alcalde enfatizó en la importancia económica del sector del turismo y el ocio, que aporta -dijo- 72.800 millones de dólares a la economía de la ciudad y que en 2019, año previo a la pandemia, generó 400.000 puestos de trabajo.

Por ello, potenciar el turismo es una forma de “dar energía a la ciudad”, dijo, e insistió en que todos los establecimientos, tanto hoteles como teatros, museos y hoteles, cumplen con las normativas covid, un mensaje significativo cuando Nueva York comienza apenas a ver una bajada en la tendencia de contagios tras haber rebasado los 80.000 al día en los últimos días del año.

“No vamos a permitir que el covid nos defina -concluyó el alcalde- sino que seremos nosotros quienes definamos nuestro futuro”.