Rabat, 18 ene (EFE).- El Gobierno marroquí ha aprobado un plan de rescate al turismo de 2.000 millones de dirhams (unos 200 millones de euros) con ayudas directas a los trabajadores de este sector, subvenciones a los hoteleros y moratorias en el pago de impuestos y créditos bancarios.

El Ministerio de Turismo del país magrebí informa hoy en un comunicado de este plan de emergencia para el sector turístico, muy afectado por los 22 meses de crisis sanitaria y el cierre de fronteras decretado por Marruecos desde el pasado 29 de noviembre.

El plan engloba cinco medidas principales, dos de ellas consistentes en ayudas directas y el resto en prórrogas del pago de impuestos y de créditos.

La mitad del presupuesto del plan (1.000 millones de dirhams) se destinará a una subvención estatal al sector hotelero, con la que se pretende “apoyar el esfuerzo inversor (mantenimiento, renovación, formación, etc) de los hoteles que quieran prepararse para un rápido reinicio de la actividad en cuanto abran las fronteras”.

Dichas fronteras permanecerán cerradas al menos hasta el próximo 31 de enero como medida contra la variante ómicron, que ya se extiende por el país, y se desconoce si esa clausura se prorrogará más tiempo.

Dentro de esta nueva iniciativa, el Estado pagará además el impuesto de sociedades adeudado por los hoteleros en 2020 y 2021, detalla la nota del Ministerio de Turismo.

La otra subvención directa del plan es la prolongación durante el primer trimestre de 2022 de la ayuda de 2.000 dirhams al mes (200 euros) para los trabajadores del turismo, incluyendo guías, transportistas y restauradores registrados.

Además, el Gobierno aplazará durante seis meses los pagos adeudados por estos trabajadores a la Caja Nacional de la Seguridad Social marroquí (CNSS).

Finalmente, se establecerá una moratoria de hasta un año al vencimiento de los créditos bancarios para hoteleros y transportistas turísticos. Los intereses de esos préstamos serán pagados por el Estado por un período equivalente a los meses de inactividad de 2021 y el primer trimestre de 2022.

Estas medidas, afirma el Ministerio, son el resultado de las reuniones mantenidas por la ministra de Turismo, Fatim-Zahra Ammor, con la Confederación Nacional del Turismo (CNT), el Ministerio de Economía y la Asociación Profesional de Bancos de Marruecos (GPBM).