Washington, 6 ene (EFE).- Las novedades de Samsung y Sony y los tractores que se conducen solos de John Deere fueron algunos de los momentos estelares de la feria de electrónica CES, que empezó este miércoles en un formato mixto virtual y presencial y que quedó deslucida por las complicaciones derivadas de la pandemia de la covid-19.

A diferencia de lo ocurrido en 2020, cuando el evento fue 100 % digital, este año sí que hay una parte presencial en Las Vegas (Nevada, EE.UU.), pero la fuerte incidencia de ómicron durante las últimas semanas ha derivado en una rebaja muy significativa de la asistencia física.

Así, algunos de los expositores más destacados como Amazon, Microsoft, Intel, Google, Meta (Facebook), AMD, General Motors y BMW, que hace unos meses habían anunciado su intención de acudir presencialmente, finalmente no tuvieron representación en persona en la ciudad del juego, pero sí mantuvieron sus actos virtuales.

NUEVO PROYECTOR DE SAMSUNG

El fabricante surcoreano Samsung se llevó gran parte de la atención durante la primera jornada del evento al mostrar por primera vez al público su nuevo pequeño y elegante proyector Freestyle con una resolución de 1080 píxeles y un precio de 899 dólares.

Además de proyector, el dispositivo de Samsung emite luz y funciona como un altavoz inteligente, puede rotar hasta 180 grados y es fácilmente transportable (algo que tradicionalmente había sido un problema en este tipo de aparatos).

Para su uso, Freestyle puede enroscarse directamente en un soporte para bombillas.

Otra de las empresas que sorprendieron en CES fue la japonesa Sony, que anunció los primeros detalles de la nueva generación de sus dispositivos de realidad virtual, PlayStation VR2, que incluyen un visor renovado y dos mandos, uno de ellos equipado con su tecnología Sense.

Los dispositivos, desarrollados para PlayStation 5 (PS5), buscan aportar “una mayor sensación de presencia” del jugador para permitir que interactúen “de una manera mucho más visceral”, explicó, al presentarlos, el vicepresidente senior de planificación y gestión de plataformas de Sony, Hideaki Nishino.

SONY: REALIDAD VIRTUAL Y MOTOR

El nuevo visor incorpora resolución 4K con imágenes de alto rango dinámico (HDR), un campo visual de unos 110 grados y tecnología de rastreo de movimiento ocular.

En paralelo, Sony también reveló que establecerá una nueva unidad de negocio de vehículos eléctricos mientras explora la posibilidad de comercializar sus hasta ahora prototipos y entrar en este mercado automotor.

También en el sector del motor, el histórico fabricante estadounidense de maquinaria agrícola John Deere aprovechó el escaparate de CES para mostrar su primer tractor autónomo, es decir, que circula por los campos de cereales y hortalizas sin necesidad de que haya nadie al volante.

En lugar de tener que estar sentados en el vehículo, los agricultores podrán controlarlo tranquilamente desde una aplicación en su teléfono móvil, desde la que recibirán señal de video a tiempo real y todo tipo de datos sobre las condiciones del terreno y de las plantaciones.

LA MITAD DE EXPOSITORES

Pese a la ausencia de nombres tan destacados como Google, Amazon o Microsoft, sí estuvieron presentes en Las Vegas unas 2.200 compañías en su mayoría pequeñas y medianas, algo que celebraron desde la organización, aunque se trata de alrededor de la mitad de las empresas que acostumbraban a acudir antes de la pandemia.

Del mismo modo, se espera que la cifra total de personas que acudan a la feria durante las próximas tres jornadas también quede muy por debajo de las más de 10.000 que se daban cita anualmente hasta 2020.

Como “medida de precaución adicional” por ómicron, los organizadores de CES decidieron hace unos días reducir en un día la duración del evento, que se celebra del 5 al 7 de enero, en lugar de hasta el 8 de enero como inicialmente estaba planeado.