Ciudad de México, 23 dic (EFE).- La tasa de inflación mexicana subió en la primera quincena de diciembre hasta el 7,45 % interanual, con lo que mantiene su mayor nivel de las últimas dos décadas, informó este jueves el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Ello tras un aumento del 0,10 % del Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) respecto a la quincena inmediata anterior impulsado por las mercancías, pese a ligeras caídas de los agropecuarios y los energéticos.

En el mismo periodo de 2020, hace justo un año, los datos correspondientes reflejaron un aumento quincenal del 0,34 % en el INPC, con lo que la inflación anual quedó entonces en el 3,22 %.

En noviembre pasado, México registró una tasa de inflación del 7,37 %, el mayor incremento de precios desde 2001, después de que los precios subieran en el undécimo mes del año un 1,14 %.

La inflación registrada esta primera quincena de diciembre es mayor a ese dato, pero menor al 7,7 % anual que se reportó solo dentro del periodo de la segunda quincena de noviembre.

Es “el menor incremento quincenal para dicho periodo en la historia del índice”, comentó Julio A. Santaella, presidente del Inegi.

El índice de precios subyacente, considerado un mejor parámetro para medir la carestía general porque elimina artículos de alta volatilidad en sus precios, aumentó el 0,59 % en este periodo quincenal.

Con ello, dejó la tasa anual en el 5,87 %, según señaló el Inegi en un comunicado.

Los precios de las mercancías subieron un 0,60 % y los de los servicios un 0,57 % quincenal, con respectivas tasas anuales del 2,89 % y del 1,54 %.

En los no subyacentes, los agropecuarios retrocedieron un -0,13 % respecto a la quincena anterior y los energéticos y tarifas autorizadas por el Gobierno -0,2 %.

Aunque a nivel anual, los precios de los agropecuarios han crecido un 1,71 %, mientras que los energéticos y tarifas se han elevado un 1,29 %.

De este modo, la partida de no subyacentes cayó un -0,33 % frente a los quinces días anteriores, aunque creció un 3,01 % interanual.

Por último, el índice de precios de la canasta de consumo mínimo, conformada por 176 productos y servicios, presentó una reducción quincenal del -0,05 %, pero un aumento del 8,26 % interanual.

La inflación de 2020 cerró en un 3,15 %, mientras que en 2019 la inflación fue del 2,83 % y en 2018 los precios al consumidor se elevaron un 4,83 %.

Los precios al consumidor escalaron hasta el 6,77 % a finales de 2017, hasta este momento la tasa más alta desde 2000, que fue motivada por un alza en el precio de los combustibles.

La meta del Banco de México es del 3 % anual.