El Marqués, 20 Dic 2021.- Ejidatarios de la comunidad La Laborcilla, ubicada en el municipio de El Marqués, se encuentran recolectando víveres para apoyar a las familias durante las fiestas decembrinas, debido a que la mayoría de sus habitantes son de escasos recursos y se encuentran sin los servicios básicos como agua, luz o alcantarillado.


Cada fin de año, algunos ejidatarios han solicitado donativos para poder pasar las posadas con el mayor apoyo posible para sus habitantes, cuyos víveres se reparten en despensas para las familias con mayores necesidades y que cuentan con pocas posibilidades de tener ingresos fijos.


Karla Padilla Galván, hija de uno de los ejidatarios, aseguró que en dicha comunidad habitan cerca de 300 familias, las cuales cuentan con pocos ingresos y cuyos integrantes más jóvenes se ven en situaciones constantes de vulnerabilidad, principalmente en temas de seguridad, salud y educación.


“Es una comunidad, no cuenta con luz, recién acaban de empezar a tener agua, pero viene de un deposito por el que tienen que estar acarreando el agua y son casas que muchas veces son de aluminio, aunque hay de cemento, pero la mayoría viven en casas muy carentes… esta comunidad ya lleva muchos años ahí”, afirmó.


Dicha comunidad se estableció hace más de 50 años y ha tenido una serie de conflictos con el municipio para poder consolidarse, por lo que en años recientes apenas ha podido obtener algunos servicios públicos, pero su situación ha mantenido en complicaciones a sus habitantes, sin conectividad con otras zonas del municipio.


“Es un proyecto a largo plazo, esperamos que la gente nos apoye, no dependemos de ninguna asociación, mi papá y otros ejidatarios decidieron darle una prioridad y si había una oportunidad pues ayudarla a crecer”, recalcó.


La Laborcilla se localiza entre La Pradera y a un costado del residencial El Campanario, con el que tuvieron conflictos por la propiedad de algunos terrenos en donde este último fue construido, dejando a sus habitantes sin suficientes recursos a pesar de tener más tiempo con habitantes en sus terrenos.