San Sebastián (España), 15 dic (EFE).- El Basque Culinary Center ha hecho balance positivo de 2021, un año en el que ha cumplido su décimo aniversario y ha recuperado la presencialidad, al tiempo que ha aprobado el Plan de Gestión para 2022 en el que destacan proyectos relacionados con el emprendimiento y la innovación.

El Patronato del BCC, máximo órgano de la institución, ha mantenido una reunión en la que ha recopilado los logros de 2021 y ha desgranado los proyectos de cara a 2022, que aúnan salud y sostenibilidad en la nueva etapa de la institución “marcada por la internacionalización y orientación por la excelencia”, ha indicado BCC en un comunicado.

“Ha sido un año estimulante que ha ofrecido la oportunidad de fortalecer los vínculos con la comunidad” que durante 10 años “ha acompañado al BCC “a consolidarse como institución pionera y de referencia internacional”, señaló el director del BCC, Joxe Mari Aizega.

“Hoy ponemos la mirada en la próxima década para continuar apoyando desde la formación superior, la innovación y la investigación al desarrollo de la gastronomía”, subrayó.

Durante 2021 Basque Culinary Center ha recuperado su actividad presencial tanto en la formación como en iniciativas y eventos que no pudieron desarrollarse de esa manera en 2020 como el Foro Internacional de Turismo Gastronómico, la entrega del Basque Culinary World Prize, el Congreso de Tendencias e Innovación en Sala y el evento Diálogos de Cocina, entre otros.

Entre los hitos de 2021 el BCC destaca el Premio Europeo de la Promoción de la Empresa, en la categoría de fomento del espíritu emprendedor, otorgado a Culinary Action! así como el Premio a la Innovación Educativa de los Quality Innovation Awards (QIA) de la Fundación Euskalit que ha recibido la Facultad de Ciencias Gastronómicas.

El BCC ha lanzado este año dos nuevos másteres, dos cursos de especialización y ha puesto en marcha la “Huerta BCC”, uno de los proyectos con mejor aceptación entre los estudiantes.

Asimismo ha iniciado proyectos como “Mantala Basque Gastronomy”, para promover la gastronomía vasca, y ha sido por primera vez la imagen de la Gran Recogida de Alimentos de Gipuzkoa.

Por otra parte, el Centro Tecnológico de Basque Culinary Center se ha implicado en dos grandes proyectos a nivel internacional que serán desarrollados a lo largo de 2022 y que tienen como eje la sostenibilidad y la generación y transmisión de conocimiento aplicado sobre gastronomía.

Por un lado, “Building a Green Gastronomic City”, financiado por EITFOOD en el marco de la nueva Bauhaus Europea, que tiene como objetivo encontrar soluciones basadas en la economía circular.

Por otro lado, FOODRUS, un proyecto europeo para crear sistemas alimentarios resilientes en 9 regiones, que busca limitar las pérdidas y el desperdicio de alimentos.

El área de emprendimiento ha “dado un salto” y se ha consolidado como un “startup studio” que en 2022 trabajará por generar un ecosistema de referencia global para la atracción, la capacitación avanzada y el desarrollo de talento emprendedor a través de diferentes proyectos.

Entre ellos destaca GOe (Gastronomy Open Ecosystem), promovido por el Gobierno Vasco y un consorcio de 60 empresas, que conforma un espacio físico y virtual de atracción de talento orientado a la generación de valor en el sector de la gastronomía.

En 2022 se retomará además el Foro Internacional de Emprendedores de manera presencial que celebrará su novena edición y dará a conocer una nueva lista de los “100 Jóvenes Talentos de la Gastronomía.”