Querétaro, 30 Nov 2021.- Autoridades estatales, municipales y federales establecidas en Querétaro, relacionadas con temas de medio ambiente, pueden brindar protección activistas y defensores ambientales sin la necesidad de una denuncia formal por agresiones o cualquier tipo de violencia, cómo lo establece el nuevo protocolo de protección.

El “Protocolo de Acción para la Protección de Defensores Ambientales, presentado en la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), faculta a la Secretaría de Gobierno y a la Secretaría de Seguridad Ciudadana, para establecer una evaluación de los riesgos que pueda correr un activista en el ejercicio de su labor.

Izarelly Rosillo Pantoja, académica y ambientista de la Facultad de Derecho, preciso que las dependencias de seguridad medirán el riesgo que corre un activista y lo clasificarán en un semáforo de tres niveles: bajo, moderado y alto; esto para implementar cualquier medida preventiva a su favor.

“Se hace énfasis en las medidas de prevención, en el ordenamiento jurídico de este mecanismo, en que a federación y las entidades federativas deben desarrollar recopilar toda la información para evitar potenciales agresiones contra defensores del medio ambiente”, acotó.

La académica acoto que este protocolo funciona como una “alerta temprana”, que además me dio el riesgo con base en la vulnerabilidad del sujeto afectado; dará prioridad a integrantes de comunidades indígenas, gente de bajos recursos, mujeres, personas con discapacidad, etc.

En caso de que un activista sienta vulnerada su integridad hasta con acudir a la Secretaría de Seguridad Ciudadana o a la fiscalía general del Estado de Querétaro exhortar qué se aplica el protocolo en un período no mayor a 24 horas.

Cabe detallar que este protocolo no es exclusivo de los activistas o de organizaciones no gubernamentales, sino que también se extiende a periodistas que documenten algún delito o proceso que ponga en riesgo la integridad del medio ambiente en dónde se desarrollan.