San Juan del Río, 30 Noviembre 2021.- Una gran cantidad de negocios recién aperturados, no aguantaron ‘apretarse el cinturón’ por la crisis económica y el costo elevado de las rentas, que se tasan en las zonas comerciales de San Juan del Río.

Y es que de acuerdo a los propios comerciantes, en su mayoría conformados por familias, la renta que cobran en los locales comerciales del centro de la ciudad, deben ser regulados por las autoridades para evitar abusos de los arrendatarios.

En la zona centro, hace apenas unos cuantos meses, abrió ‘La Gourmeteria’, una plaza de servicios, sobre todo de alimentos, que parecía que iba en caballo de hacienda, con la expectativa que los inversionistas se habían creado y que pronto se llenó, por tratarse de una zona privilegiada.

Sin embargo, en los últimos meses, la mayoría de negocios aperturados tuvieron que cerrar, no solo por las bajas ventas que tenían, sino por las rentas elevadas que les cobraban y que no les daban margen ‘ni de respirar’.

Señalan que un local comercial en el centro de San Juan del Río oscila desde los 5 mil hasta los 40 mil pesos, dependiendo del tamaño y la zona en las que esté ubicado.

De ahí que en esa plaza, que por su ubicación auguraba todo un éxito a los inversores, de pronto y de manera acelerada fue quedando sola, sino fuera por dos o tres negocios de comida que se han mantenido, ya estuviera completamente vacía.

Uno de los arrendatarios que prefirió omitir su identidad, refiere que más vale ‘gota que dure’ y no chorro que que se acabe, al hacer alusión a los arrendadores que no tuvieron contemplación para cobrar rentas estratosféricas a pesar de la crisis.

“Ahora toda la plaza está vacía y los arrendadores no reciben aunque sea poco, la plaza ya se quemó y difícilmente la gente querrá invertir en una plaza vacía”, señalaron.

Por su parte la Regidora de Industria y Turismo, asegura que el tema será puesto sobre la mesa, pues es necesario que las rentas en el municipio sean justas, para que la economía de las familias puedan mejorar.