López Obrador pidió este viernes a los gobernadores que inician mandatos en distintos estados del país que no sean "tapadera" en actos de corrupción de administraciones pasadas. FOTO: EFE/Sáshenka Gutiérrez.

Ciudad de México, 26 nov (EFE).- El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, pidió este viernes a los gobernadores que inician mandatos en distintos estados del país que no sean “tapadera” en actos de corrupción de administraciones pasadas.

“Recomiendo a los gobernadores que están entrando, que no sean tapadera, que no haya afanes de venganza pero que no se conviertan en cómplices, en encubridores”, apuntó el mandatario durante su conferencia de prensa matutina desde el central estado de Guanajuato.

López Obrador dijo esto tras ser cuestionado sobre el caso del exgobernador del occidental estado de Michoacán, Silvano Aureoles, quien es acusado por el actual Gobierno estatal de un presunto fraude de 5.186 millones de pesos (unos 240 millones de dólares).

Aseguró que aunque su postura desde su llegada a la presidencia fue la de no perseguir a sus opositores ni cobrar venganzas “pues no se puede utilizar el Gobierno” para ello, consideró que el actual gobernador michoacano, Alfredo Ramírez, “hace bien” al no encubrir este tipo de delitos.

Hace unos días, Ramírez denunció que la Auditoría Superior de Michoacán (ASM) investiga el presunto fraude por 5.186 millones de pesos (unos 240 millones de dólares), en la construcción, arrendamiento y la compra final de los cuarteles regionales de la Policía estatal de Michoacán en los municipios de Apatzingán, Lázaro Cárdenas, Coalcomán, Jiquilpan, Zitácuaro, Uruapan y Huetamo, en donde tendría participación Aureoles.

El presidente López Obrador dijo que su Gobierno no está promoviendo ninguna denuncia. Sin embargo, pidió presentar las acusaciones correspondientes ante la Fiscalía General de la República (FGR).

“Con pruebas, que se presenten denuncias ante la autoridad competente ¿y cuál es la autoridad competente? La fiscalía que sea, estatal o federal, pero por ley son instituciones autónomas, que ellos resuelvan”, insistió.

Asimismo, pidió que no se estigmatice a nadie, que no haya linchamientos políticos que se presenten pruebas y que se sostengan las denuncias.

Finalmente, dijo que si hay encubrimiento, este tipo de desfalcos se reflejarán después y “no va a haber presupuesto ni para pagar la nómina en algunos casos”.

Y señaló que esto tiene que ser un asunto “ético y responsable”.