La firma de moda Karl Lagerfeld diversifica sus objetivos y traslada su fascinación por el diseño de la pasarela a la arquitectura. FOTO: EFE/Foto cedida por la firma Karl Lagerfeld.

Madrid, 23 nov (EFE).- La firma de moda Karl Lagerfeld diversifica sus objetivos y traslada su fascinación por el diseño de la pasarela a la arquitectura con un primer proyecto residencial de villas de lujo que tiene previsto construir en Marbella (Málaga, sureste de España).

El complejo residencial Karl Lagerfeld Villas consta de cinco villas de lujo y supone el primer proyecto de la firma en España, un proyecto urbanístico con bajas emisiones de carbono, con soluciones técnicas y constructivas respetuosas con el medio ambiente.

La Casa de Karl Lagerfeld comparte la visión icónica y la estética del diseño de su fundador Lagerfeld, “fusionada con un espíritu contemporáneo y orientado al futuro”, explica la firma en una nota.

El proyecto utilizará la madera y un material cerámico sintético reflectante, acabado con polvo de oro blanco, como los elementos escogidos para envolver cada una de las casas creando un efecto pulido y semirreflectante.

El enclave escogido para su edificación, además de ofrecer vistas al mar, utilizará el volumen geométrico de la vegetación circundante, con un desarrollo paisajista transversal a lo largo y ancho de la urbanización.

El proyecto, de marcado carácter sostenible en su construcción, se compromete a bajas emisiones de carbono, de tal manera que el paisaje actuará como “pulmón” de las villas, en cuya construcción se emplearán estructuras mixtas de madera y materiales altamente aislantes e innovadores.

El tejado también contará con vegetación, mientras que los paneles solares ayudarán a optimizar el consumo energético general.

Los sistemas mecánicos y la domótica utilizarán la energía geotérmica para funcionar y cada vivienda dispondrá de un depósito de recuperación de agua de lluvia para proveer a piscinas, a los tejados verdes y al sistema de riego de toda la parcela.

El complejo acogerá una silvicultura urbana al plantar alrededor de 350 árboles.

Por otro lado, un curso natural de agua atravesará de norte a sur la parcela de las villas, lo que contribuirá a crear un entorno húmedo que pretende desarrollar un microclima especial.